Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. OK | Más información

“Comedores escolares, sociosanitarios y hasta militares forman parte de AceiteSolidario”
 

José R. Cuesta, AceiteSolidario

“Comedores escolares, sociosanitarios y hasta militares forman parte de AceiteSolidario”

09-11-2016

José Ramón Cuesta es el presidente y fundador de la ONG RastroSolidario, una iniciativa que ha impulsado el proyecto AceiteSolidario, especialmente dirigido a las colectividades y hostelería en general. Basada en la economía social y de valores, esta organización valenciana recoge y trata el aceite usado de las cocinas profesionales y lo transforma en acción social.

– ¿Cómo y dónde surgió la idea del RatroSolidario y concretamente la de AceiteSolidario? ¿Tienes tú o alguno de los promotores de la iniciativa, relación profesional con el mundo de la restauración?
– Podríamos decir que ‘el combustible’ que fue alimentándome nació con el movimiento de indignación del 2011, esa sensación que todos hemos sentido alguna vez de “¿qué podría hacer yo para mejorar las cosas?”, piensas que lo poco que puedes hacer tú va a ser irrelevante, que no tienes capacidad para cambiar nada… pero no es así.

De merienda con unos amigos mi hija estaba jugando con la casa de muñecas de otra niña, y le propuse a mi mujer de encargarle una para Reyes. Nuestra amiga nos dijo que su hija era mayor para jugar con la casa de muñecas y que nos la lleváramos. De vuelta a casa, en el coche… surgió la chispa: “si en vez de habérmela regalado sin más, la hubiese encontrado en una tienda de segunda mano, donde además el importe de la venta fuera para una ONG… estaríamos convirtiendo un juguete en desuso que acabaría en la basura y contaminando, en recursos económicos para las ONGs”… y así nació RastroSolidario, con nuestra primera iniciativa ‘Segunda Mano Solidaria’, donde son más de 75 ONGs las que pueden beneficiarse de estas ventas.

Posteriormente, AceiteSolidario surgió al investigar nuevas formas de conseguir dinero para las ONGs, pero siempre pensando en que sean iniciativas al alcance de todas las ONGs, sostenibles económicamente y respetuosas con el medioambiente. Precisamente dos de los fundadores de RastroSolidario hemos trabajado media vida en hostelería, y concretamente el padre de nuestro vicepresidente, fue también nuestro maître en el Hotel Valencia Palace, así que le propusimos que ofreciera a sus contactos profesionales la iniciativa de AceiteSolidario… y ¡Bingo!! El hotel donde trabajamos nos dio el ok y a partir de ahí seguimos trabajando. Ahora tenemos casi 100 puntos de recogida de aceite usado, de los que el 25% son de restauración colectiva.

– ¿Por qué concretamente el aceite?
– El aceite usado de origen vegetal tiene una valorización importante en el mercado ya que se recicla para la elaboración de combustible biodiesel; esto hace que ofrezca un margen comercial muy interesante. Descontados los costes de gestión, conseguimos un 40% del valor de venta para acción social.

Unas 15 toneladas, en casi 100 puntos y 3.000 € generados para las ONGs participantes

–¿Cuánto hace que está en marcha el proyecto? ¿Cuántos litros de aceite habéis recogido y cuánto ha supuesto económicamente para las ong's?
– Llevamos aproximadamente un año funcionando, y los resultados van viniendo poco a poco. Primero hay que contactar con los establecimientos, después concertar reunión con el gerente, lo valoran, y si aceptan (esto ocurre en un 10% de los contactos), entonces es cuando dejamos los bidones y dependiendo del tipo de establecimiento, los frutos tardan en verse entre uno y tres meses. Con todos estos condicionantes hemos conseguido recoger unas 15 toneladas, en casi 100 puntos y generado 3.000 € para las ONGs participantes.

– Veo que tenéis muchos colegios adheridos y también algún hospital y residencia… ¿Cuántos? Son un grupo importante dentro de la iniciativa o aún no.
– En estos momentos tenemos 26 colegios en la Comunidad Valenciana gracias a la confianza depositada en nosotros por parte de la empresa de restauración colectiva Cuinatur a beneficio de Asociación Patim, cuya misión es luchar contra las adicciones.

Estamos gestionando la incorporación de hospitales como La Fe, el Hospital de Elda o el Provincial de Castellón para que puedan destinar el rendimiento a investigación contra el cáncer. Estamos muy ilusionados con este proyecto de financiación colectiva de la ciencia.

Por último también estamos en trámites para incorporar las cocinas militares del ejército español, con el fin de destinar los fondos a las asociaciones militares de personas con discapacidad o mutilaciones derivadas de su ejercicio profesional.

– ¿Creéis que la restauración colectiva es o puede ser un sector especialmente sensibilizado?
– Toda novedad comporta una importante resistencia al cambio. El mercado de la recogida del aceite usado está equilibrado. Las cocinas profesionales han de tener (por ley) un gestor de residuos autorizado; éstos no solo les proporcionan el servicio de forma gratuita, sino que además les recompensan con productos (desengrasantes, detergentes…), servicios de limpieza de filtros o directamente pagando el bidón de 50 Kg a 15 €.

Nuestra forma de dirigirnos a los potenciales donantes (y la restauración colectiva es para nosotros ‘la joya de la corona’), es ‘explicar’ en lugar de pagar por el aceite usado tal cual. Ofrecemos a la empresa donante del residuo (las cocinas profesionales) un certificado por valor de 200 € por cada tonelada de aceite que les recogemos. Esto lo comunicamos a Hacienda y por tanto obtendrán una desgravación fiscal de hasta el 75% en su declaración de impuestos.




¿Con qué ONG's trabajáis? ¿Cómo se escogen los destinatarios?

– Por supuesto es la cocina/empresa donante la que elije a beneficio de qué ONG quiere que vaya su donación; si la ONG a la cual quiere ayudar no se encuentra ya en RastroSolidario, nosotros contactamos con ella y si cumplen los requisitos para figurar en nuestro pool de ONGs beneficiarias, la incorporamos y la hacemos beneficiaria del rendimiento de esta donación de aceite usado.

Las oportunidades de poder explicar AceiteSolidario al colectivo de la restauración colectiva son más bien escasas, por lo que os estamos muy agradecidos por darnos la oportunidad de que nos conozcan (y de que nos contacten). Personalmente apelaría a las empresas a que ‘nos prueben’ durante un año y después que decidan… pero que al menos nos den la oportunidad de demostrar de lo que somos capaces de hacer entre todos.

Un proyecto que va más allá

¿Lleváis a cabo alguna acción directa en los centros (talleres, programas educativos, charlas…).

– Sí, impartimos talleres sobre Economía Social Aplicada en centros escolares, donde explicamos el proceso de reciclaje (del aceite, de la ropa…), y cómo conseguimos valorizarlo y destinar los fondos para acción social.

También me han invitado a compartir experiencias en varios foros como conferenciante, así como a impartir clases prácticas en ámbito universitario. En estos momentos estamos en proceso de firmar un acuerdo de colaboración con la Universidad Complutense de Madrid y la Universidad Politécnica de Valencia para impartir un módulo sobre Responsabilidad Social Corporativa en todas los grados universitarios.

Explícanos brevemente ¿qué es la 'Triple B' de la economía de los valores?

– La Economía de los valores es un manifiesto económico que ha sido surgido como consecuencia de toda la experiencia acumulada en RastroSolidario. Empezó de una forma muy intuitiva, sin plasmar en el papel. No fue aquello de ‘vamos a hacer esto así’, sino de que íbamos impulsando iniciativas y nos dimos cuenta de todas estaban unidas por tres principios:

    Beneficio económico: al mismo tiempo que se hace acción social, se sostiene la iniciativa.
    Beneficio social: se generan recursos para la acción social.
    Beneficio medioambiental: siempre generan impacto medioambiental positivo.

Todos y cada uno de los emprendimientos que acometemos han de cumplir siempre este triple beneficio para poder ser consideradas “Iniciativas RS”. Es por ello que decimos que son iniciativas “Triple B”, como contraposición a la “Triple A” que nos ha llevado al desastre económico.

– ¿Qué principios defiende ‘RastroSolidario’?
RastroSolidario lucha por incorporar en el actual modelo económico los valores humanos, y por eso calificamos nuestras iniciativas bajo ese paraguas.

– ¿Crees que hoy en día son más necesarias que nunca iniciativas como la vuestra?
– Ojalá nos copien hasta la saciedad y esta forma de entender la economía se adopte como la única forma posible de hacer economía: la que tiene en cuenta los valores humanos. Y ya puestos a soñar, que los valores humanos ¡¡coticen en bolsa!!

¿Son las empresas cada vez más o menos solidarias?
– Nuestras relaciones con las empresas no se basan en apelar a su espíritu caritativo o solidario, sino en explicarles que poner el foco únicamente en el beneficio económico es ‘ir con las luces cortas’, que si quieren que sus empresas sobrevivan han de posicionar su valor de marca en los parámetros que nos hacen humanos. Lamentablemente las empresas grandes utilizan la RSC como ‘lavadoras de imagen’, las medianas aportan un dinero a una ONG y se hacen una fotografía… y las pequeñas contrariamente a lo que podría parecer, son las más receptivas.

– Más allá de la ética y los valores de la economía social, ¿por qué otros motivos una colectividad o una empresa de restauración social debe donar su aceite usado?
– Una razón que podría esgrimirse es que ellos ‘no pierden en ningún caso’, ya que la compensación por su aceite usado no la reciben directamente del gestor de residuos, sino desde la agencia tributaria por haber hecho una ‘donación en especie’ a una ONG, la cual ha monetizado y certificado.

Pero sin duda la razón más poderosa a mi entender por la cual han de donar su aceite usado es porque haciéndolo, están haciendo lo correcto. Permitir que las ONGs sobrevivan recogiendo la basura es lo mínimo que una sociedad ha de permitir a unas organizaciones que cuidan y protegen a esa sector de la sociedad que ha quedado excluido fuera del sistema.

– ¿Han evolucionado las ONG's hacia la economía social?
Este es otro punto interesante a tratar: el cambio de mentalidad en las ONGs. RastroSolidario no es una entidad que practique la caridad, sino la economía social. Como ya hemos comentado, el beneficio que se obtiene por el aceite usado redunda en la ONG que nos ha prescrito el punto de recogida del residuo. De esta forma estamos animando a las ONGs a que no dependan únicamente del dinero público y a que diversifiquen sus fuentes de ingresos, ya que si hay recortes en las subvenciones lo que sucede es que se atienden a menos beneficiarios.

Actualmente tenemos 75 ONGs en RastroSolidario pero solo cinco son beneficiarias de AceiteSolidario... Paradojas de la vida, este punto es el que más nos está costando conseguir: la participación activa de las ONGs.

– ¿Trabajáis en toda España?
– Sí, cubrimos el territorio nacional (islas incluidas) y estamos ampliando el servicio para incluir Portugal y Andorra. Todos los gestores con los que trabajamos están autorizados para la recogida y valorización de Residuos No Peligrosos, así como disponen del certificado ISCC que garantiza que todo el aceite reciclado proviene de cocinas y su destino es la fabricación de Biodiesel. La profesionalidad es uno de nuestros puntos fuertes.

Si quieres colaborar con el proyecto AceiteSolidario, puedes contactar directamente con Info@rastrosolidario.org.


Noticias relacionadas



Descarga en pdf este artículo Descarga en pdf este artículo


Copyright © Restauración Colectiva 2017 / Versión 2.0 / Todos los derechos reservados
Aviso legal y política de privacidad / Contacta con nosotros / Suscríbase / Desuscribir / - See more at: http://www.restauracioncolectiva.com/