Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestro servicio con fines de análisis. Puede retirar su consentimiento u oponerse al procesamiento de datos basado en intereses legítimos en cualquier momento. Configuración, Más información ACEPTAR
Recomendaciones de limpieza y desinfección de instalaciones en empresas alimentarias

Recomendaciones de limpieza y desinfección de instalaciones en empresas alimentarias

04-05-2021

El pasado domingo 9 de mayo el gobierno levantó el estado de alarma en España; eso supone un cambio en la gestión de las restricciones y en las restricciones mismas que previsiblemente se relajarán si continuamos con los buenos datos epidemiológicos. Eso no quiere decir, no obstante, que se haya acabado con el virus. Os recordamos las recomendaciones actualizadas de limpieza y desinfección de instalaciones en centros de producción alimentaria, para la prevención del coronavirus.

Las medidas de contención para evitar la propagación del coronavirus SARS-CoV-2 requieren reforzar los programas de limpieza y desinfección que las empresas tienen instaurados y que contemplan salas, instalaciones, superficies y utensilios, así como también oficinas, mobiliario, vestuarios y servicios higiénicos como medida preventiva.

Hay que hacer especial énfasis en la limpieza del mobiliario y de las partes de estructuras que con más frecuencia contactan con las manos (por ejemplo, dispositivos para fichar, pomos de las puertas, puertas abatibles, barandillas, etc.). Los vestuarios y zonas comunes se limpiarán con más frecuencia y como mínimo después de cada turno de trabajo teniendo especial cuidado de aquellas partes que se hayan tocado con las manos, como pueden ser las puertas de las taquillas o los bancos para sentarse.

Hay evidencia de que los coronavirus se inactivan en contacto con diferentes tipos de productos desinfectantes. Los productos desinfectantes autorizados deben estar inscritos en el Registro de plaguicidas no agrícolas o biocidas o en el Registro Oficial de Biocidas, de la Dirección General de Salud Pública, Calidad e Innovación del Ministerio de Sanidad y dispondrán del correspondiente número de registro. Estos desinfectantes pueden estar registrados como:

  1. Tipo de Producto 2. Productos para la desinfección de superficies y aérea, de uso ambiental (desinfectantes no destinados a la aplicación directa a personas o animales, usados ​​para la desinfección de superficies, materiales, equipos, muebles, paredes, tierras y aire).
  2. Tipo de producto 4. Empleados en la desinfección de equipos, recipientes, utensilios para consumo, superficies o tuberías relacionados con la producción, transporte, almacenamiento o consumo de alimentos o piensos (incluida el agua potable) para personas y animales.

Se pueden consultar los productos autorizados con finalidad viricida, para todos los ámbitos, en la página del Ministerio de Sanidad: Productos viricidas autorizados.

Para saber si un desinfectante está autorizado para su uso en el ámbito de la industria alimentaria habrá que mirar su registro. Aquellos que estén inscritos en el Registro de plaguicidas no agrícolas o biocidas deberán aparecer con las siglas HA (de higiene alimentaria) en su número de registro; mientras que en los biocidas inscritos en el Registro Oficial de biocidas, habrá que buscar esta información en el apartado ámbito de aplicación, de la resolución de inscripción del producto (se puede consultar en el mismo registro online).

Limpieza con agua y detergentes

La información científica disponible indica que la limpieza con agua y detergentes y el uso de productos desinfectantes comunes debería ser suficiente para la limpieza y desinfección preventiva general.

Algunos ingredientes activos, por ejemplo, hipoclorito de sodio (contenido en la lejía doméstica) y el etanol se consideran eficaces. La lejía se puede utilizar a pesar de no figure en el citado registro. Hay que elegir una lejía para uso en el ámbito de industrias relacionadas con la alimentación.

Se puede utilizar una concentración de hipoclorito sódico al 0,5% durante 1 minuto o bien al 0,1% durante cinco minutos.

Para obtener una solución al 0.1% se puede hacer una dilución 1:50 de una lejía habitual que tiene una concentración en torno al 5%, mezclando 20 ml de lejía en 1 litro de agua, o bien poniendo 1 parte lejía y 49 partes de agua.

Estas soluciones de lejías deben prepararse diariamente y deben dejar actuar durante unos minutos para asegurar una desinfección eficaz.

  • Se recomienda el uso de hipoclorito de sodio al 0,1% después de la limpieza con un detergente neutro.
  • Para las superficies que podrían ser dañadas por el hipoclorito de sodio, se necesita el 70% de concentración de etanol para la descontaminación después de la limpieza con un detergente neutro.
  • La limpieza y desinfección debe ser realizada utilizando equipo de protección personal.
  • Cuando se utilizan productos químicos para la limpieza, es importante mantener la instalación ventilada (por ejemplo, la apertura de las ventanas) para proteger la salud del personal de limpieza.
  • Todas las áreas que se tocan con frecuencia, como todas las superficies accesibles de paredes y ventanas, la taza del inodoro y superficies del baño, también se deben limpiar con cuidado.

Estas recomendaciones se basan en el conocimiento actual sobre el coronavirus SARS-CoV-2 y la evidencia proveniente de estudios sobre otros coronavirus publicado en el informe técnico del Centro Europeo para la Prevención y Control de Enfermedades (ECDC).

Fuente: Agència Catalana de Seguretat Alimentària


Noticias relacionadas



Descarga en pdf este artículo Descarga en pdf este artículo


Copyright © Restauración Colectiva 2021 / Versión 2.0 / Todos los derechos reservados
Aviso legal y política de privacidad / Contacta con nosotros / Suscríbase / Desuscribir / - See more at: https://www.restauracioncolectiva.com/