Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestro servicio con fines de análisis. Puede retirar su consentimiento u oponerse al procesamiento de datos basado en intereses legítimos en cualquier momento. Configuración, Más información ACEPTAR

Los productos de pastelería congelada son seguros y no pueden transmitir el virus

Los productos de pastelería congelada son seguros y no pueden transmitir el virus

28-04-2020

Erlenbacher Backwaren ha cerrado temporalmente sus líneas de producción para salvaguardar la salud de sus empleados, hasta que la situación vuelva a la normalidad. Asimismo garantiza el suministro a todos los sectores y asegura que los productos de pastelería congelada, en ningún caso, son portadores del coronavirus SARS-CoV-2.

En línea a su compromiso con la responsabilidad social de la empresa, desde hace muchos años Erlenbacher ofrece diversas iniciativas de promoción de la salud y de prevención sanitaria para proteger a sus empleados. Cursillos periódicos sobre nutrición conciencian a los empleados sobre los beneficios de una alimentación sana y cursillos sobre diversos temas de salud, higiene y seguridad en el trabajo forman parte de las iniciativas relacionadas con la salud.

En este contexto de alerta sanitaria, Erlenbacher recientemente donó 8.000 máscarilllas al personal sanitario de la región de Gross-Gerau (cerca de Frankfurt) donde la empresa tiene su sede central. Las mascarillas se habían almacenado pero de momento no se necesitaban así que se donaron a un hospital de la ciudad. Al mismo tiempo la empresa destaca que esta donación no merma la seguridad de sus empleados.

Como empresa suministradora del sector de restauración, la calidad y la seguridad de los productos son objetivos empresariales prioritarios para Erlenbacher. La empresa apuesta por la transparencia de la cadena de suministro y se fija como objetivo documentar y comprobar íntegramente todos los pasos de la producción relativos a los distintos materiales y productos. Desde hace años colabora con proveedores seleccionados que desde el principio cuentan con certificaciones de organismos como el British Retail Consortium (BRC) o International Featured Standards (IFS).

Acerca de la seguridad de productos congelados

El Instituto Federal de Evaluación de Riesgos (BfR) de Alemania señala que en la actualidad no existen casos en los que se haya demostrado que las personas se hayan infectado con el coronavirus SARS-CoV-2 por el consumo de alimentos contaminados. El Covid-19 no se transmite a través de los alimentos, sino sólo a través de las vías respiratorias (aerosoles). Lo mismo se puede decir del contacto con objetos contaminados como pueden ser los envases de alimentos. Según el BfR, no se conocen informes sobre infecciones por contacto con superficies secas. Además, no hay pruebas de cadenas de infección de Covid-19 a través del consumo de alimentos, incluidos los alimentos congelados. En la misma dirección apuntan las declaraciones de la Organización Mundial de la Salud (WHO) o de la Agencia Europea de Seguridad Alimentaria (EFSA).

Ademas hay que destacar que la pandemia de Covid-19 no es una crisis de seguridad alimentaria sino un problema de salud pública. Cualquier teórico contagio por personas portadoras del virus al manipular los alimentos resultaría muy improbable si las personas manipuladoras aplicasen las buenas prácticas de higiene.

Seguridad en Erlenbacher

Un amplio sistema de garantía de calidad y todas las certificaciones habituales en el sector garantizan no sólo el cumplimiento de los requisitos de la legislación alimentaria, sino también el uso seguro de los productos de Erlenbacher por parte de los socios del sector de la restauración. Dado que Erlenbacher forma parte del Grupo Froneri, las exhaustivas normas de seguridad alimentaria y calidad de los productos se han ampliado aún más siguiendo las ambiciosas normas de Froneri, reconocidas internacionalmente.

Ante la alerta sanitaria por el coronavirus las normas sanitarias en la sede de la empresa en Gross-Gerau (Alemania) se han reforzado aún más:

  • Cada empleado y visitante debe desinfectarse las manos al entrar en los edificios y lavarlas más frecuentemente.
  • Mayor capacitación en materia de higiene de los empleados, especialmente en la higiene de las manos y las vías respiratorias.
  • Las superficies de uso frecuente como pasamanos, picaportes, puertas, superficies de mesas, etc. se desinfectan cada 2 horas.
  • Se guarda una distancia segura, también en el restaurante de la empresa (reduciendo el número de mesas y sillas).
  • Los viajes de negocios se suspendieron en la medida de lo posible. Si son inaplazables sólo se hacen en coche.
  • Los viajes a zonas de riesgo están prohibidos.
  • Las reuniones con varias personas se realizan, a ser posible, sólo por conferencia telefónica.
  • El trabajo se realiza, en la medida de lo posible, en homeoffice.

Ante la situación actual de cierre total del sector de restauración en grandes partes del mundo, Erlenbacher quiere expresar su apoyo y compromiso con sus clientes profesionales enviandoles toda la energía positiva en esta situación tan excepcional. La empresa espera que pronto se pueda volver a la normalidad con más fuerza y ganas de superación.

Contacta con Erlenbacher Backwaren o accede a su web a través de nuestro directorio de empresas.


Noticias relacionadas



Descarga en pdf este artículo Descarga en pdf este artículo


Copyright © Restauración Colectiva 2020 / Versión 2.0 / Todos los derechos reservados
Aviso legal y política de privacidad / Contacta con nosotros / Suscríbase / Desuscribir / - See more at: https://www.restauracioncolectiva.com/