La oferta económica de los colegios en Valencia pasa del 49% al 10% en su valoración general

La oferta económica de los colegios en Valencia pasa del 49% al 10% en su valoración general

12-07-2022

Los menús de los colegios y escuelas infantiles de gestión municipal serán elaborados con productos locales, frescos y producidos de forma sostenible y respetuosa con el medio ambiente. Así se desprende del último pliego de condiciones que determinará la licitación de este servicio. El Ayuntamiento de Valencia apuesta por las mejoras nutricionales, y ambientales, más que por las económicas, e impulsa los comedores escolares como espacios educativos.

Según informó a finales del curso pasado el Ayuntamiento de Valencia, a través de Marta Ibáñez, concejala de Educación, “elpróximo curso queremos potenciar la alimentación saludable y, por ello, hemos introducido mejoras en los pliegos para la contratación de un servicio de comedor que garantice que la alimentación en los centros educativos municipales sea más saludable, ecológica, equilibrada y utilice productos de proximidad. Consecuentemente, los menús serán elaborados con productos locales, frescos y producidos de forma sostenible y respetuosa con el medio ambiente”.

La concejala de Educación se mostró “consciente de la importancia del papel de la administración pública para potenciar modelos alimentarios más sostenibles, por las implicaciones que tiene tanto en la salud como en la educación de las próximas generaciones”. Y en este sentido, el nuevo pliego apuesta por las mejoras técnicas más que por las económicas. “Queda muy claro que la mayor puntuación es para las mejoras nutricionales, ambientales y formativas”. En este sentido, Ibáñez aclaró que la oferta económica pasa del 49 % al 10 % en su valoración general, “con lo cual no va a ser significativa la rebaja económica en la adjudicación del contrato, hecho que han demandado muchas empresas pues aun estando comprometidas con un buen servicio no pueden competir frente a empresas más centradas en ofrecer precios bajos que en una alimentación más de cercanía y calidad. Si bien –puntualizó la edil- el incremento del coste del servicio no va a repercutir en las familias, lo asume el Ayuntamiento”.

Cítricos, arroz y aceite de València

Según el nuevo pliego de condiciones, los menús escolares tienen que contener verdura fresca y de temporada a diario y, como mínimo, el 50% de estos productos serán obligatoriamente ecológicos. En el caso de las naranjas y mandarinas, el 100%. Concretamente, los cítricos tendrán que de ser valencianos (indicación geográfica protegida -IGP-), el aceite de oliva de Denominación de Origen de la Comunitat Valenciana y el arroz de València. “Y así, se intentará acortar el canal de distribución para no encarecer los productos y mejorar su frescura, y se beneficiará la ganancia directa del agricultor, al reducir los intermediarios”, destacó Ibánez.

Por lo que respecta a la configuración del menú, la concejala también comentó que, por ejemplo, se servirá de 1 a 3 veces por semana pescado, siendo una de ellas fresco, y se limitará al mínimo el consumo de fritos y productos precocinados (máximo tres veces al mes, cuando la Guía de Conselleria establece un máximo de seis veces al mes).

Respecto a los criterios dependientes de juicios de valor, es decir, aquellos que no se pueden contabilizar a través de fórmulas (proyecto educativo, plan de formación y calidad ambiental o residuos) “se ha potenciado tanto la calidad de las actividades de ocio y tiempo libre, que deberán ir en consonancia al proyecto del centro como la formación del personal de cocina y monitores, tanto para el conocimiento de nuevas técnicas culinarias como de las distintas alergias, intolerancias alimentarias, reducción y recogida de residuos”.

“Hay que tener en cuenta que el comedor escolar se entiende como un espacio educativo más, en el que los niños y las niñas adquieren hábitos de alimentación saludable, de convivencia y respeto al entorno por lo que los nuevos pliegos también ponen el acento en el reciclaje y la reducción de residuos”.

Por último, la concejala destacó que el Ayuntamiento ha hecho un protocolo de seguimiento del cumplimiento de las condiciones que se establecen en los pliegos, en colaboración con la Concejalía de Salud y Consumo. “En definitiva, es un proyecto municipal de máximos; los colegios y escuelas infantiles municipales son pioneros en modelo de alimentación saludable y equilibrada y en la lucha contra la obesidad infantil. Y nuestro objetivo es que los niños y niñas coman mejor”.

Las nuevas condiciones para la prestación del servicio han sido impulsadas desde la Sección de Centros Educativos de la Concejalía de Educación, con el apoyo y asesoramiento del Consell Alimentari Municipal de València (CALM) dentro del cual está el grupo de trabajo de compra pública, así como del Centro de estudios rurales y de agricultura internacional (CERAI), conforme al Pacto de política alimentaria urbana de Milán y la Estrategia agroalimentaria de Valencia. También se ha seguido la Guía de la Conselleria de Sanidad.


Noticias relacionadas



Descarga en pdf este artículo Descarga en pdf este artículo


Copyright © Restauración Colectiva 2022 / Versión 2.0 / Todos los derechos reservados
Aviso legal y política de privacidad / Contacta con nosotros / Suscríbase / Desuscribir / Preferencias Cookies - See more at: https://www.restauracioncolectiva.com/