Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. ACEPTAR | Más información
La jornada de la Aesan aborda la importancia de la comunicación en seguridad alimentaria

La jornada de la Aesan aborda la importancia de la comunicación en seguridad alimentaria

10-12-2019

El pasado 2 de diciembre se celebró la jornada La seguridad alimentaria en España cuyo objetivo fue clarificar la situación de la seguridad alimentaria en nuestro país y ponerla en su contexto, más allá de la repercusión mediática que tiene hoy en día cualquier quiebra de la inocuidad de los alimentos. La jornada se enmarcó en las actividades de la Cumbre del Clima, por lo que parte de las intervenciones abordaron también aspectos relacionados con la mejora ambiental.

El Ministerio de Sanidad, Consumo y Bienestar Social, a través de la Agencia Española de Seguridad Alimentaria y Nutrición (Aesan) celebró el pasado 2 de diciembre, en colaboración con el Foro Interalimentario, una jornada titulada La seguridad alimentaria en España, en la que participaron más de 275 profesionales de las administraciones publicas central, autonómica y local, empresas alimentarias y sector de la restauración, mundo científico, universitario y asociaciones de consumidores.

La apertura de la jornada corrió a cargo de Marta García, directora ejecutiva de la Aesan y de Víctor Yuste, director general del Foro Interalimentario, asociación que reúne a importantes empresas del sector alimentario español, que destacó que las mejoras del sector alimentario en digitalización, economía circular y sostenibilidad son la clave para luchar contra la emergencia climática. El cierre de la jornada corrió a cargo de la Ministra de Sanidad, Consumo y Bienestar Social, María Luisa Carcedo.

La jornada se estructuró en tres bloques:

  1. Las cosas van bien. Representantes de las administraciones sanitarias en el ámbito de la seguridad alimentaria, empresas y centros tecnológicos expusieron cuál es la situación actual de la seguridad alimentaria en España.
  2. Tenemos un problema. Cómo se coordina la acción en nuestro país en caso de crisis.
  3. ¿Cómo lo contamos? La importancia de la comunicación en este ámbito y cómo distinguir lo verdadero de lo falso.

1. Las cosas van bien

Los representantes de la administración fueron Icíar Fierros de la Aesan y Ángel Gómez de la dirección general de Salud de la Xunta de Galicia. Ambos dieron amplia información sobre la tarea de las administraciones sanitarias en prevención, mediante las inspecciones a establecimientos alimentarios que en la actualidad se asimilan a auditorías del sistema de prevención y control de las industrias y establecimientos. Destacaron que estas inspecciones no tienen hoy día una función básicamente punitiva como pudieron tenerla en el pasado, más bien representan una colaboración con el fin de conseguir mayores cotas de seguridad alimentaria. No obstante, al año se realizan alrededor de 850 suspensiones de actividad en nuestro país, cifra que no es tan grande como pudiera parecer si tenemos en cuenta que contamos con 294.000 industrias alimentarias según datos del Mapama.

Por su lado, como representante de la industria alimentaria intervino Leonor Sáiz, directora de Relaciones Institucionales del Grupo Martínez, quien habló acerca del alto grado de compromiso de la industria alimentaria, lo que se concreta en importantes esfuerzos en implantación de sistemas, instalaciones, medios humanos, etc. con el fin de asegurar la inocuidad de los alimentos que producen. Destacó que más allá de los requisitos legales, las empresas están implantando sistemas voluntarios más exigentes (BRC, IFS, etc.). También es importante remarcar que se está incorporando una visión global, ampliando la seguridad alimentaria (food safety) con la defensa alimentaria (food defense) y la lucha contra el fraude (food authenticity), bajo el paraguas de la integridad alimentaria (food Integrity). Hizo también la que consideramos una importante aportación, poniendo de manifiesto la necesidad de que la educación sobre seguridad alimentaria entre en las escuelas a través de los planes de estudios, lo que redundaría convertirnos en auténticos consumidores conscientes.

2. Tenemos un problema

Pero, ¿qué pasa cuando se desata una crisis?. Desgraciadamente el riesgo cero no existe e inevitablemente nos tenemos que enfrentar en algún episodio de crisis. En este bloque, moderado por Ana Canals (Aesan), se abordó cómo se afronta desde la administración sanitaria, las empresas e incluso las fuerzas de seguridad del estado estas situaciones.

Por parte de las autoridades sanitarias, se destacó por parte de Paloma Cervera (Aesan), Enrique Beltrán como representante de la Comisión Europea y Fernando Simón por el Centro de Coordinación de Emergencias Sanitarias, la importancia de la rapidez de la acción y de la coordinación entre todos los agentes intervinientes en estas situaciones. Enrique Beltrán expuso cómo funciona el RASFF (Sistema de Alerta Rápida para Alimentos y Piensos), en el que se comparte información por parte de todos los países miembros de Unión Europea acerca de las diferentes alertas o notificaciones relativas a la seguridad alimentaria y en un futuro próximo también toda la información relativa al fraude.

Por parte de las Fuerzas de Seguridad del estado intervino el Capitán del Seprona-Guardia Civil, José Carlos Martínez que habló de la labor en la persecución del fraude alimentario que se hace desde esta unidad, así como de la necesaria coordinación con la Europol, ya que gran parte de estas infracciones de la ley o delitos implican a más de un país.

Por parte de la industria Victoria Gilabert de Grupo Alimentario Citrus (GAC), destacó en primer lugar la labor en prevención que se realiza desde las empresas alimentarias y cómo la colaboración empresa-administración juega un papel determinante en este ámbito. Respecto a esta labor de prevención, destacó como grupo GAC cuenta con un sistema de liberación positiva para sus ensaladas. Esto consiste en que se analizan todos los lotes de fabricación y no se distribuyen hasta confirmar (mediante PCR) que están libres de microorganismos patógenos.

3. ¿Cómo lo contamos?

La comunicación sobre la seguridad alimentaria es de vital importancia para conseguir que lleguen al consumidor los mensajes adecuados, que no sean un fraude que guíe de forma errónea su decisión de compra y contribuya a su salud. Por ello, en este bloque moderado por Fernando Martínez (Revista Alimentaria) se pusieron de manifiesto los retos para alcanzar una comunicación veraz sobre seguridad alimentaria.

Alipio Rodríguez, periodista y comunicador de TeleMadrid y OndaMadrid, incidió que para hablar de salud hay que estar especializado y es necesario trasladar al consumidor el rigor científico. Por ello destacó que “necesitamos un periodismo especializado para tratar ciertos temas como la salud y la alimentación, y esto a día de hoy, no lo hay”.

Por su parte Miguel Ángel Lurueña, quien desde su blog ‘Gominolas de petróleo’ aborda temas relacionados con la comunicación, la información al consumidor y la seguridad alimentaria destacó que “se habla de lo natural y lo casero, sin embargo, no deberíamos tener miedo a la ciencia y a la tecnología que hay detrás de los alimentos”.

Por último, destacaríamos la intervención de Fernando Moner (Cecu) como representante de las asociaciones de consumidores. En ella abordó la importancia de que el consumidor sea un consumidor consciente, para lo que es necesario observar su reacción ante la información sobre alimentación porque de esas reacciones podremos aprender a enseñarles a interpretar la información, algo que les beneficiará totalmente. En este sentido abundó en que los medios de comunicación deben ser un instrumento para comprender la realidad compleja de la alimentación, y no limitar el mensaje a bueno o malo.

Resultó pues, como apuntábamos en la introducción, una jornada de gran interés para todos los que, de una manera u otra, trabajamos en relación con la seguridad alimentaria. Se abordó su problemática desde perspectivas muy diversas, a pesar de lo cual, los mensajes convergieron en la necesidad de seguir ahondando en la prevención y el control a través de la colaboración de toda la cadena alimentaria, las administraciones públicas, el mundo de la ciencia y la tecnología, los laboratorios, etc; También en la necesidad de una información al consumidor veraz y contrastada científicamente, que no induzca a error al consumidor.


Roberto Ortuño
Roberto Ortuño es un profesional con 20 años de experiencia en seguridad alimentaria, actualmente director de Asistencia Tecnológica y Análisis en Ainia Centro Tecnológico. Forma parte de la Junta Directiva de Sesal (Sociedad Española de Seguridad y Calidad Alimentarias), así como de la Red de Riesgos Emergentes de la Aesan y el Comité de Lucha contra el Desperdicio Alimentario de Aecoc. @: Contacto.

Noticias relacionadas



Descarga en pdf este artículo Descarga en pdf este artículo


Copyright © Restauración Colectiva 2020 / Versión 2.0 / Todos los derechos reservados
Aviso legal y política de privacidad / Contacta con nosotros / Suscríbase / Desuscribir / - See more at: https://www.restauracioncolectiva.com/