Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. ACEPTAR | Más información

Celíacs de Catalunya advierte de los perjuicios de la dieta sin gluten para no celíacos

Celíacs de Catalunya advierte de los perjuicios de la dieta sin gluten para no celíacos

13-05-2020

Con el apoyo de la Agencia de Salud Pública de Catalunya y el Codinucat (Colegio de DN de Catalunya), la Associació Celíacs de Catalunya ha lanzado un comunicado advirtiendo sobre los perjuicios de seguir una dieta sin gluten por parte de la población no celíaca. Esta comunicación se ha realizado en respuesta a algunos portales web que promocionan la retirada del gluten de la alimentación, en personas sanas.

En el contexto global de la crisis del Covid-19 y con la mayoría de población confinada, han surgido innumerables formaciones online sobre propuestas dietéticas que recomiendan una dieta sin gluten al conjunto de las personas. Tal como especifica la Associació Celíacs de Catalunya en su comunicado, “ateniéndonos al estado actual de la ciencia, el consumo de gluten por parte de población general no celíaca, no tiene efectos tóxicos o perjudiciales demostrables”. En cambio, estas recomendaciones surgidas desde muchas plataformas web no especializadas, contribuyen a banalizar una dieta que, por prescripción médica, de manera rigurosa y de por vida, deben seguir las personas diagnosticadas con la enfermedad de la celiaquía.

Por esta razón, Celíacs de Catalunya, con el apoyo de la Agencia de Salud Pública de Catalunya y del Codinucat (Colegio de Dietistas Nutricionistas de Catalunya), ha recomendado no eliminar el gluten de la dieta si no es con prescripción médica, y ha pedido colaboración a las autoridades sanitarias “para evitar este mensaje por parte de personal no cualificado que solo genera confusión entre la población”. Desde la asociación se ha desmentido la creencia de que “los productos sin gluten son más sanos”, argumentando que “en muchos casos, para intentar aportar las mismas propiedades tecnológicas que da el gluten, tienen más aditivos, diferente composición de grasas y azúcares, y menos fibra”.

Así pues, la asociación insta a las sociedades científicas y autoridades competentes a que se comprometan en la lucha contra este tipo de mensajes, recomendaciones y cursos que no se basan en evidencias científicas. “Es un riesgo importante aplicar terapias no validadas ni aprobadas por las instituciones oficiales y puede constituir una práctica fraudulenta que atenta contra los derechos de las personas enfermas y contra toda la ciudadanía”, afirma el comunicado.

Dieta sin gluten, una moda peligrosa

Los peligros de las recomendaciones de la dieta sin gluten para la población general son varios. En prime lugar, como se ha comentado, estos productos no son más sanos y, además, algunos estudios relacionan una dieta sin gluten con alteraciones metabólicas. Tampoco son productos que adelgacen sino al contrario, se observa una tendencia al aumento de peso en las dietas sin gluten por el aumento de alimentos hipercalóricos, hiperprotéicos y con elevado contenido en grasa, combinado con el bajo consumo de carbohidratos complejos y fibra.

También se consideran los trastornos de la conducta alimentaria como una comorbilidad asociada a la enfermedad de la celiaquía ya que el mantenimiento de una dieta sin gluten puede predisponer a esos trastornos debido a la hipervigilancia necesaria para seguir estrictamente la dieta.

Por último, suponen un agravio económico, que no todo el mundo se puede permitir, por los precios elevados de estos productos y la falta de subvenciones.

Beneficios del gluten

Los cereales que contienen gluten, si se consumen de forma moderada y siempre priorizando la versión integral, se asocian a un menor riesgo de desarrollar enfermedades cardiovasculares. Pero es necesario insistir en que la recomendación para toda la población es el seguimiento de una alimentación saludable, basada en un consumo mayoritario de alimentos origen vegetal, frescos o poco procesados, hortalizas, cereales (preferentemente integrales), legumbres, frutas frescas y secas, aceite de oliva virgen y, en menor proporción, pescados, huevos, lácteos y carne (preferentemente blanca). Los productos ultraprocesados (precocinados, bollería, postres azucarados, bebidas azucaradas, etc.), se deben consumir excepcionalmente.

La alimentación es saludable cuando favorece un buen estado de salud y disminuye el riesgo de enfermedades crónicas. Dado que hay evidencia sobre la estrecha relación entre la alimentación y el riesgo de desarrollar ciertas enfermedades crónicas, que presentan una elevada morbimortalidad, es necesario seguir las recomendaciones de consenso, basadas en evidencia científica y difundidas por las sociedades científicas, las autoridades sanitarias y los colegios de profesionales de dietistas-nutricionistas.

Descárgate el comunicado completo (catalán).


Noticias relacionadas



Descarga en pdf este artículo Descarga en pdf este artículo


Copyright © Restauración Colectiva 2020 / Versión 2.0 / Todos los derechos reservados
Aviso legal y política de privacidad / Contacta con nosotros / Suscríbase / Desuscribir / - See more at: https://www.restauracioncolectiva.com/