Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. ACEPTAR | Más información
Importancia de la climatización para reducir virus y bacterias en el aire interior

Importancia de la climatización para reducir virus y bacterias en el aire interior

19-05-2020

Diversas asociaciones del sector de la climatización nos recuerdan que los sistemas de acondicionamiento del aire, además de conseguir la temperatura y humedad adecuadas en los interiores, contribuyen a crear entornos saludables al eliminar micropartículas del ambiente, haciendo que el aire que se respira sea más limpio.

Ante algunas informaciones que han surgido en ciertos medios de comunicación generalistas sobre que el coronavirus podría propagarse por los sistemas de acondicionamiento de aire, la patronal AEFYT (Asociación de Empresas del Frío y sus Tecnologías) que agrupa a más de 200 empresas de refrigeración expertas en la generación de frío, ha mostrado su apoyo a las diferentes asociaciones que, en el ámbito nacional e internacional, concluyen que la ventilación y la filtración proporcionadas por los sistemas de climatización, utilizados en calefacción y refrigeración, ayudan a reducir la concentración de virus y bacterias en el aire interior y, por lo tanto, el riesgo de transmisión.

Por lo tanto, en la actual situación provocada por la pandemia Covid-19 el uso de sistemas e instalaciones de climatización y ventilación con un adecuado mantenimiento, no sólo no es perjudicial, sino que es recomendable. Estos garantizan una renovación permanente del aire y reducen, así, el riesgo de transmisión de enfermedades infecciosas. Además, los espacios no acondicionados pueden generar estrés térmico, lo que podría ser perjudicial para las personas enfermas o en situación de cuarentena.

Los técnicos de AEFYT se ha encargado de la traducción y difusión del boletín técnico ‘Covid-19 y sistemas de acondicionamiento de aire’, elaborado por la asociación internacional AREA (Air Conditioning and Refrigeration European Association), en el que se afirma que “cualquier contaminante en el aire puede minimizarse mediante una filtración adecuada y efectiva, un mantenimiento regular y, cuando sea apropiado, la limpieza de los sistemas de ventilación, tal como se establece en las normativas de aplicación nacionales correspondientes y otras guías de uso y mantenimiento profesionales existentes en el sector”.

Asimismo, el documento, recuerda algunas medidas especiales que se deben adoptar en el momento de realizar tareas de mantenimiento, cambio o limpieza de filtros, etc. aunque, destaca, “ es importante enfatizar que muchas medidas que deben tomarse son práctica habitual es y deben adoptarse siempre, no solo durante la crisis pandémica actual”.

Manuel Lamúa, gerente de AEFYT asegura que “uno de los mayores problemas que estamos viviendo durante esta pandemia es la desinformación”; e insiste en que “por ello, es muy importante hacer un llamamiento para que, ante dudas sobre cómo los sistemas de climatización o refrigeración pueden afectar a la salud, se acuda a fuentes técnicas especializadas. En el caso de ciertas informaciones que se han difundido sobre la transmisión del virus Covid-19 a través del aire acondicionado, nos vemos obligados a subrayar que éste, con un mantenimiento adecuado, contribuye a crear entornos saludables y asegura una correcta ventilación del ambiente, que es una de las recomendaciones higiénicas de las autoridades sanitarias”.

No es recomendable prescindir de los sistemas de climatización

Por su parte la Asociación de Fabricantes de Equipos de Climatización (Afec), ha lanzado también un comunicado en el que recuerda los beneficios de los equipos de climatización que esta situación ha sacado a la luz y entre los que destaca:

  1. Las instalaciones de climatización son seguras y necesarias para alcanzar unas condiciones óptimas de bienestar e higiene en el interior de los edificios, mejorando la calidad del aire interior.
  2. Espacios no acondicionados pueden provocar estrés térmico en personas, lo que puede perjudicar a quiénes estén en situación de convalecencia. Lo más recomendado es mantener unas condiciones interiores de temperatura en época de calefacción, entre 19 ºC y 21 ºC, y, en época de refrigeración, entre 24 ºC y 26 ºC, con una humedad relativa del 40%-60%.
  3. Una adecuada ventilación de espacios, independiente o integrada en sistemas de climatización, garantiza una renovación permanente de aire, y ayuda a eliminar partículas suspendidas en el aire, de tal manera que reduce el riesgo de transmisión de enfermedades infecciosas.
  4. No es recomendable, para reducir la transmisión del virus, detener los sistemas e instalaciones de climatización y ventilación, siendo muy importante un buen mantenimiento de los mismos.
  5. Los filtros de los equipos de aire acondicionado reducen las partículas suspendidas en el aire, por lo que contribuyen a mejorar la calidad del aire interior. Es esencial la limpieza de los mismos y un buen mantenimiento.
  6. Los propios equipos de aire acondicionado pueden incluir sistemas de purificación y filtración del aire de alta eficiencia, de acuerdo a tecnologías que han demostrado su alta eficacia, por ejemplo, mediante radiación UV; fotocatalización, mediante dióxido de Titanio TiO2; procesos de filtración Iónica, etc., para reducir virus/bacterias y partículas en suspensión, todo ello mediante la propia recirculación del aire, comandada y monitorizada por el mismo equipo o sistema.


Encuentra esta y otras noticias relacionadas con la crisis del coronavirus en nuestra página ‘Las colectividades frente al Covid-19.


Noticias relacionadas



Descarga en pdf este artículo Descarga en pdf este artículo


Copyright © Restauración Colectiva 2020 / Versión 2.0 / Todos los derechos reservados
Aviso legal y política de privacidad / Contacta con nosotros / Suscríbase / Desuscribir / - See more at: https://www.restauracioncolectiva.com/