Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestro servicio con fines de análisis. Puede retirar su consentimiento u oponerse al procesamiento de datos basado en intereses legítimos en cualquier momento. Configuración, Más información ACEPTAR

“El trabajo del D-N en colectividades no tiene reconocimiento ni un salario adecuado”

Roser Martí-Cid, nueva presidenta del Codinucat

“El trabajo del D-N en colectividades no tiene reconocimiento ni un salario adecuado”

24-11-2021

El pasado 6 de noviembre, Roser Martí-Cid fue proclamada en Reus (Tarragona) nueva presidenta 2021-2025 del Col·legi de Dietistes-Nutricionistes de Catalunya (Codinucat). Martí-Cid sustituye a Nancy Babio, quien ha liderado la entidad durante las dos legislaturas que han transcurrido desde la constitución del colegio.

Roser Martí-Cid está diplomada en Nutrición Humana y Dietética, licenciada en Ciencia y Tecnología de los Alimentos, tiene un máster en Nutrición y Metabolismo y es doctora en Nutrición y Metabolismo por la URV. Desarrolla su actividad profesional en el ámbito de la nutrición clínica, la docencia, el asesoramiento, la investigación y la seguridad alimentaria. Actualmente colabora con diversas instituciones públicas y privadas y en diferentes medios de comunicación, en el asesoramiento dietético y nutricional, así como en la realización de proyectos y en tareas de educación para la salud. Además, ha publicado diversos trabajos en revistas científicas.

Pertecene al Col·legi de Dietistes-Nutricionistes de Catalunya (Codinucat) desde su creación en el 2013 y anteriormente fue miembro de la Associació Catalana de Dietistes-Nutricionistes (ACDN). En el 2017 entró a formar parte de la segunda Junta de Gobierno del Codinucat, unos meses como vocal y posteriormente en 2018 cómo vicesecretaria, hasta este año 2021.

Acompañan en la Junta a la nueva presidenta: Sonia Vallés (vicepresidenta); Rosa Albaladejo (secretaria); Laura Girona (vicesecretaria); Alex Blasco (tesorero); Robert Durán (vicetesorero); y Susana Cánovas, Laura Raya; Mireia Cabrera; Laura Cuixart; Blanca Serra; Violeta Moizé; y Minerva Granado, como vocales.

Ocho años de transparencia, promoción de la profesión y servicio público

Como en todo colegio profesional, Martí-Cid destaca como papel primordial del Codinucat la legalidad y la transparencia; “el Codinucat es una corporación de derecho público, de base asociativa, personalidad jurídica propia y funcionamiento democrático. Como tal se configura como instancia de gestión en los intereses vinculados a la nutrición humana y dietética y como vehículo de participación de los/las dietistas-nutricionistas (D-N) en la administración”.

En ese marco, la nueva presidenta destaca del papel de la entidad, la interacción e integración del colectivo, la difusión de la profesión y la comunicación; así como “la defensa de los intereses profesionales de los colegiados y la protección de los intereses de los usuarios de los servicios de los colegiados”.

Tras ocho años de trayectoria, Roser Martí-Cid asegura que “con el Codinucat se ha consolidado, no sólo un colegio profesional, sino una profesión y un modelo de actuación ante la sociedad a favor de la salud de la ciudadanía convirtiéndonos en una entidad de referencia que ha fortalecido el conocimiento de la figura del D-N en la sociedad”.

Con la vista puesta en el futuro y hablando de los proyectos de la nueva junta, la presidenta comenta que se continuará con la dinámica de trabajo y estructura organizativa que se ha seguido hasta ahora, “centrándonos en las líneas estratégicas que todo colegio profesional y de ámbito sanitario debe garantizar: ética y deontología profesional; defensa de los intereses generales del ejercicio de la profesión y combatiendo el instrusismo profesional y/o malas praxis; colaboración con la administración pública y otras entidades; visibilizando la figura del dietista-nutricionista, no sólo a nivel social sino entre los propios profesionales sanitarios; y potenciando la formación continuada, como hasta ahora, trabajando para conseguir un reconocimiento que distinga a aquellos colegiados bien formados y que trabajan de acuerdo a la evidencia científica.”.

D-N en colectividades: falta de reconocimiento, precariedad laboral y mucha responsabilidad

Tal como asegura Martí-Cid, el D-N en colectividades “es una pieza clave, no solo porque engloba servicio a todos los grupos de edad, sino porque nuestra acción y labor es decisiva para una buena calidad de vida en cada una de las etapas vitales de una persona. Nuestro conocimiento, nuestro liderazgo, nuestro interés y constancia educa en los sentidos, en una buena alimentación y en el estilo de vida saludable, para que un adecuado estado nutricional esté en manos de todos y cada uno de nosotros. En las colectividades, la proximidad, el producto fresco, las técnicas culinarias y la cultura gastronómica de la zona deben ser prioridades, pero también una buena gestión, una profesionalidad y un reconocimiento al gran trabajo que se hace”.

En este sentido, la nueva presidenta reivindica la necesidad de la figura del D-N en todos los comedores de colectividades, puesto que es fundamental para una correcta alimentación, variada, adecuada, saludable y sostenible en todas las etapas de la vida, en estado de salud y patología.

Conseguir un convenio de colectividades es uno de los objetivos de la nueva junta. La precariedad laboral en relación a la gran responsabilidad que representa ejercer la profesión en la restauración colectiva provoca, según la responsable del Codinucat, “que los y las nuevas graduadas no se planteen la opción de colectividades; no está resuelto el binomio responsabilidad-salario. Actualmente es una salida profesional donde hay una gran rotación de profesionales. Toda entidad colectiva o social que proporciona alimentación a algún colectivo, ha de ser consciente de nuestra tarea. De la misma manera que cualquier centro se plantea disponer de cocinero y ayudantes de cocina, debería plantearse la existencia del D-N puesto que el diseño de qué y cómo se cocina es tan o más importante y relevante que el proceso culinario. Se trata de que cada profesional tenga la responsabilidad que le corresponda”.

“Clarísimamente en el sector de la restauración social y colectiva la figura del D-N no dispone de la suficiente visibilidad ni reconocimiento. Nuestra figura es básica e imprescindible para la difusión, desde el conocimiento y evidencia científica, de estilos de vida saludables. En el día a día, desafortunadamente no se nos tiene en cuenta y solo se acude a nosotros en caso de patología, en lugar de hacerlo de manera preventiva”, finaliza Roser Martí-Cid.


Noticias relacionadas



Descarga en pdf este artículo Descarga en pdf este artículo


Copyright © Restauración Colectiva 2021 / Versión 2.0 / Todos los derechos reservados
Aviso legal y política de privacidad / Contacta con nosotros / Suscríbase / Desuscribir / - See more at: https://www.restauracioncolectiva.com/