Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. ACEPTAR | Más información

El 71% de las empresas cuenta con estrategias para luchar contra el desperdicio alimentario

El 71% de las empresas cuenta con estrategias para luchar contra el desperdicio alimentario

23-09-2020

El pasado 22 de septiembre se presentaron las estadísticas del desperdicio de alimentos de los hogares españoles en 2019, así como un avance de datos del estudio sobre los alimentos desperdiciados en la industria y la gran distribución, ambos elaborados por el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación.

Respecto al dato en hogares, se constata un ligero aumento del uno por ciento en el desperdicio de alimentos con respecto a 2018, pero muy inferior al aumento del 8,9% que se registró en 2018 frente al año anterior. Para el director general de la Industria Alimentaria, José Miguel Herrero, “2019 supone un año de estabilidad del desperdicio, con un crecimiento moderado que invita al optimismo”. En cuanto al desperdicio alimentario en la industria y la gran distribución, por encima de otras consideraciones, una mayor concienciación de las empresas.

Industria y gran distribución

Según se desprende del estudio presentado, las empresas españolas de la industria alimentaria están cada vez más concienciadas del impacto que supone en términos económicos, sociales y medioambientales, el desperdicio de alimentos, y la necesidad de frenarlo.

Así, cerca de un 71% dispone de una estratégica interna definida para luchar contra el desperdicio alimentario, un 61% promueve buenas prácticas destinadas a la prevención o reducción en origen del desperdicio, y un 51% promueve acciones conjuntas con sus proveedores para reducirlo.

Asimismo, la encuesta señala que los principales motivos para la generación del desperdicio son los problemas relacionados con la calidad del producto, las mermas de producción y las averías en la maquinaria. Precisamente, los controles exhaustivos de los procesos y maquinaria para eliminar ineficiencias, junto con la formación y concienciación de los empleados, son las prácticas más habituales de lucha contra el desperdicio.

Por otra parte, el estudio analiza asimismo las actuaciones de las empresas de la alimentación en relación con la pandemia de la Covid-19, en especial las relacionadas con la donación de sus excedentes alimentarios.

En este marco, un 80,4% de las empresas tiene un acuerdo de colaboración estable para la donación de sus excedentes alimentarios. Además, un 73,2% asegura que la donación que realizan ha aumentado durante la crisis sanitaria. Un 53,6% de las empresas afirma que continuará con el actual nivel de donaciones conforme empiece a superarse la pandemia, mientras que un 42,9% sostiene que reducirá el actual nivel.

Desperdicio en los hogares

Según se explicó, en 2019 se arrojaron a la basura, en los hogares españoles, 1.352 millones de kg/l de alimentos y bebidas (un 4,7% de los alimentos que compramos), de los que 1.146 millones corresponden a productos sin elaborar y 206 millones a plato cocinados. Con respecto a 2018, se han desperdiciado más productos sin elaborar (principalmente frutas, hortalizas y verduras), pero ha bajado el desperdicio de platos cocinados (en mayor medida legumbres, sopas, cremas y purés, y platos de carne y arroz).

Cerca de 8 de cada 10 hogares españoles reconoce desperdiciar alimentos, donde destacan los hogares familiares con parejas de hasta 49 años, con hijos pequeños o de edad media. Por su parte, no desperdician alimentos los hogares de parejas jóvenes sin hijos o las personas retiradas.

La renta es otro factor que influye en el desperdicio alimentario, de tal forma que las familias de clase baja y media-baja son las que menos desperdician, mientras que las clases de nivel socioeconómico más alto gestionan peor los alimentos en el hogar.
Herrero señaló que los datos mejoraron durante el confinamiento ocasionado por la crisis sanitaria de la Covid-19, ya que durante esas semanas (del 16 de marzo al 21 de junio) se redujo hasta un 14% el desperdicio de alimentos, en comparación con las mismas semanas del año anterior.

Producción y consumo responsables

Consciente de la importancia de luchar contra el desperdicio alimentario y su impacto sobre el medio ambiente, el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación puso en marcha en 2013 la estrategia ‘Más alimento, menos desperdicio’. Esta Estrategia se desarrolla a través de ocho áreas de actuación, con el objetivo de generar conocimiento, formar y sensibilizar a la sociedad, fomentar buenas prácticas en el uso de los alimentos, impulsar la colaboración entre agentes y lograr acuerdos sectoriales.

Por su parte, la Asamblea General de las Naciones Unidas ha designado el 29 de septiembre como Día Internacional de la Pérdida y el Desperdicio de Alimentos, para reconocer el papel fundamental de la producción sostenible de alimentos en la promoción de la seguridad alimentaria y la nutrición.

– Descárgate la presentación completa.


Noticias relacionadas



Descarga en pdf este artículo Descarga en pdf este artículo


Copyright © Restauración Colectiva 2020 / Versión 2.0 / Todos los derechos reservados
Aviso legal y política de privacidad / Contacta con nosotros / Suscríbase / Desuscribir / - See more at: https://www.restauracioncolectiva.com/