Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestro servicio con fines de análisis. Puede retirar su consentimiento u oponerse al procesamiento de datos basado en intereses legítimos en cualquier momento. Configuración, Más información ACEPTAR
Cuatro razones por las que el concepto ‘trabacaciones’ contraviene la normativa laboral

Cuatro razones por las que el concepto ‘trabacaciones’ contraviene la normativa laboral

22-07-2021

Las vacaciones entendidas como un periodo de desconexión absoluta parece ya cosa del pasado. Ahora es común irse de ‘trabacaciones’, es decir, combinar los momentos de descanso con la resolución de asuntos de trabajo más o menos urgentes, pero… ¿además de impedir una sana desconexión mental de los temas laborales, es legal trabajar durante las vacaciones? Estela Martín (SincroGo) responde claramente que ‘no’ a esa pregunta. A continuación tenéis los argumentos a dicha respuesta.

¿Es legal el concepto ‘trabacaciones’ (entendido como trabajar durante las vacaciones), acuñado por algunos medios? La respuesta es no.

Antes de nada no debemos confundir la posibilidad de poder teletrabajar desde el pueblo, la playa o incluso desde el extranjero (algo perfectamente lícito si hay acuerdo entre empresa y trabajador) con el hecho de trabajar durante los días libres o vacaciones. Esto último contraviene la normativa laboral por estas cuatro razones:

  1. En primer lugar, el derecho a vacaciones está especialmente protegido por la normativa laboral. Y no solo por la normativa española, también por la comunitaria. El Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE) se ha pronunciado de forma reiterada sobre esta cuestión, dejando muy claro que “el derecho a las vacaciones anuales retribuidas debe considerarse un principio del Derecho Social Comunitario de especial importancia”.

    Es más, los tribunales españoles tuvieron que modificar su criterio ‘obligados’ por el TJUE en materia por ejemplo de derecho a vacaciones cuando coinciden con una baja por incapacidad temporal (hay derecho a disfrutar de las vacaciones tanto si la baja por IT se produce antes o una vez iniciadas las vacaciones) o en lo que respecta a la retribución durante las vacaciones (el concepto de retribución ordinaria o media).

  2. En el trabajo por cuenta ajena, el derecho a las vacaciones es irrenunciable. No cabe ni siquiera sustituir los días de vacaciones por una compensación económica (salvo en el caso de extinción de la relación laboral). Es indiferente que un trabajador o varios estén dispuestos a firmar una cláusula de renuncia a sus vacaciones o que estén dispuestos a trabajar durante sus vacaciones. Estas cláusulas, en caso de firmarse, son nulas y se tienen por ‘no puestas’… es decir, como si no existieran.

  3. Trabajar durante las vacaciones supone vulnerar el derecho a la desconexión digital. En este sentido, hay que recordar que todas las empresas (sea cual sea su tamaño o sector de actividad) están obligadas a elaborar e implantar su plan de desconexión digital (art. 88 de la LOPDGDD) y adicionalmente el art. 18 de la Ley de Teletrabajo (ley 10/2021, de 9 de julio, de trabajo a distancia). En el protocolo debe quedar muy claro que los trabajadores no tienen ninguna obligación de responder llamadas ni correos electrónicos fuera de su jornada laboral (incluyendo los días de vacaciones, permisos…).

  4. Lo que algunos medios de comunicación han denominado ‘trabacaciones’ (Fundeu recoge el concepto como ‘vacaciones en las que se trabaja’), la Inspección de Trabajo lo considera infracción grave (art. 7.5 de la LISOS).

En este sentido, la Ley de Infracciones y Sanciones en el Orden Social (LISOS) tipifica como infracción grave (art. 7.5 de la LISOS) “la transgresión de las normas y los límites legales o pactados en materia de jornada, trabajo nocturno, horas extraordinarias, horas complementarias, descansos, vacaciones, permisos, registro de jornada (…)”.

Las infracciones graves conllevan multa de entre 626 y 6.250 euros (y a partir del 1 de octubre de 2021, cuando entre en vigor el endurecimiento del marco sancionador, multa de entre 751 a 7.500 euros).

Además, si se diera el caso de una vulneración constante del derecho a la desconexión digital, en los casos más graves, podría incluso llegar a considerarse como un caso de acoso laboral.


Estela Martín
Estela Martín es licenciada en Periodismo por la Universidad Complutense de Madrid y en Derecho por la UNED. LinkedIn Top Voices España 2020. Trabaja de abogada y directora de Comunicación en Sincro Global Outsourcing (SincroGO). @: estela.martin@sincrogo.com. (Todos los artículos).

Noticias relacionadas



Descarga en pdf este artículo Descarga en pdf este artículo


Copyright © Restauración Colectiva 2021 / Versión 2.0 / Todos los derechos reservados
Aviso legal y política de privacidad / Contacta con nosotros / Suscríbase / Desuscribir / - See more at: https://www.restauracioncolectiva.com/