Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. ACEPTAR | Más información
Cinco claves para un servicio de restauración medioambientalmente responsable
  • ©Fotolia.
    ©Fotolia.

Cinco claves para un servicio de restauración medioambientalmente responsable

11-12-2019

Con la COP’25 teniendo lugar en Madrid estos días, se vuelve evidente que debemos comenzar, si no lo hemos hecho ya, a actuar urgentemente para poner freno al cambio climático y preservar el medioambiente y los recursos naturales. Los consumidores empiezan a exigir servicios de restauración que mantengan una filosofía de compromiso y respeto con el planeta.

El foco global en el cambio climático hace que los comensales busquen, cada día más, servicios de restauración ambientalmente responsables. El enfoque de la sostenibilidad ha cambiado con el transcurso de los años, incluyendo aspectos, no solo como el reciclaje, sino también como el bienestar animal, la eficiencia energética, la gestión de residuos y recursos, y un marketing responsable.

Desde OpenTable (la plataforma mundial en reservas online de restaurantes), nos recuerdan los cinco puntos clave a tener en cuenta para incrementar la sostenibilidad de un restaurante, en nuestro caso de cualquier servicio de restauración social y colectiva:

  1. Materia prima. En el caso de verduras, frutas y hortalizas orgánicas, se debe considerar el uso de productos libres de químicos. En el caso de la carne y el pescado, buscar el bienestar animal y la calidad de la fuente u origen de los mismos. Asimismo, entra en juego la tendencia hacia ofrecer productos 'Km0', es decir, tratar de asegurar que los alimentos provengan de un entorno cercano, no más de 100 kilómetros, dando prioridad a los productos locales.

  2. Productos biodegradables. Muchas empresas han optado ya por eliminar recipientes y cubiertos de plásticos, pajitas, etc. Se pueden sustituir por otros biodegradables que se adapten a las características de cada negocio y permitan reducir los plásticos. Es común creer que los productos biodegradables tendrán un mayor coste que los plásticos, sin embargo existen muchas opciones diferentes.

  3. Gestión de residuos. Se trata, por supuesto, de un asunto prioritario. Además de contar con los cinco principales contenedores necesarios (desechos en general, orgánico, papel, vidrio y plástico) para la correcta clasificación de los residuos que tenemos en España, es fundamental reciclar otro tipo de elementos como el aceite o posibles baterías derivadas de la maquinaría de cocina. Además, los recipientes deben ser herméticos y encontrase fuera de las zonas de circulación y almacenaje de alimentos. Asegurarse de realizar el reciclaje adecuadamente permite que los productos desechados sean reutilizados, de manera que es posible recuperar, de forma directa o indirecta, sus componentes y usarlos en un nuevo proceso de producción (economía circular). Esto puede no solo salvar grandes cantidades de recursos naturales, tanto renovables como no renovables, sino que contribuye a la reducción del consumo de energía y, por tanto, a las emisiones de CO2. Por supuesto debemos evitar el desperdicio alimentario… recordemos que el mejor residuo es el que no se genera.

  4. Gestión de recursos energéticos. es recomendable realizar auditorías energéticas, para conocer las tarifas que mejor se ajusten a a cada necesidad e identificar las oportunidades de ahorro. Contar con equipos nuevos con certificado de ahorro energético es, sin duda, un punto a favor. De la misma manera, apagar todos los equipos posibles cuando no están en uso evita gastos residuales, que a la larga pueden convertirse en un coste importante. Incluso cuando los dispositivos están en standby, usan mucha energía. Actualmente, también existen softwares de eficiencia energética que pueden ayudar a descubrir el máximo potencial de ahorro y permitirán automatizar el control de la energía.

  5. Marketing responsable. Esto significa que los valores que comunicamos deben transmitirse también con nuestras acciones. En este caso, debemos preocuparnos por las personas (comensales y empleados), así como por el medioambiente y la comunidad en la que se desarrolla nuestra labor. Como un paso extra, el poder involucrar a tu equipo en acciones como limpieza de playas, reforestación o similares es una filosofía que posicionaa las empresas como comprometidas con el respeto al medioambiente.


Noticias relacionadas



Descarga en pdf este artículo Descarga en pdf este artículo


Copyright © Restauración Colectiva 2020 / Versión 2.0 / Todos los derechos reservados
Aviso legal y política de privacidad / Contacta con nosotros / Suscríbase / Desuscribir / - See more at: https://www.restauracioncolectiva.com/