Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestro servicio con fines de análisis. Puede retirar su consentimiento u oponerse al procesamiento de datos basado en intereses legítimos en cualquier momento. Configuración, Más información ACEPTAR

Antonia Navarro, empresaria discreta, familiar y apasionada por un trabajo en el que lo dio todo

Antonia Navarro, empresaria discreta, familiar y apasionada por un trabajo en el que lo dio todo

03-03-2021

Aprovechando la celebración del Día Internacional de la Mujer, iniciamos una serie de artículos y entrevistas realizadas a mujeres con voz en el sector de la restauración social y colectiva. Nos hace especial ilusión empezar con Antonia Navarro Mula, fundadora y alma mater de Catering Antonia Navarro; una mujer hecha a sí misma que levantó de la nada una empresa que hoy da trabajo a más de 400 personas y servicio a más de 80 comedores escolares, además de a otros colectivos.

Antonia Navarro Mula falleció en diciembre de 2020, a la edad de 67 años. Las urgencias del día a día no nos permitieron finalmente realizarle la entrevista que hubiésemos querido y este es nuestro pequeño homenaje a su memoria. Sin tener claro si era una persona que se identificara con banderas feministas (intuimos que a lo mejor, no), lo que sí es seguro es que es ejemplo feminista de mujer hecha a sí misma, orgullosa de su trabajo, luchadora, valiente, emprendedora… se le notaba y lo transmitía; a la vez que transmitía sus orígenes, honestidad y cercanía.

En Catering Antonia Navarro lo fue todo: fundadora, cocinera, comercial, gestora, directora, presidenta… aunque seguramente lo más apropiado sería decir, simplemente, alma mater de la gran familia en la que convirtió la empresa, tras 30 años de entrega y dedicación.

Desde pequeña entre fogones

Antonia Navarro empezó con nueve años a ayudar a sus padres en la pensión que tenían en La Hoya (una pedanía perteneciente al municipio de Lorca). Según ella misma explicaba, desde bien pequeña le gustó la cocina y tuvo inquietud por el negocio y sus entresijos.

Como era habitual en la época, tras su boda dejó de trabajar en la pensión familiar para ser ama de casa. En 1989, cuando ya tenía a sus dos hijos Pedro y Juan, escuchó por radio que salía a concurso el comedor escolar del colegio ‘Juan Navarro’ de La Hoya y decidió presentarse dando salida a su personalidad emprendedora. Ahí empezó todo. Ganó la licitación y ayudada por dos mujeres (Margarita y Huertas) se enfundó el mandil y empezó a dar de comer a los 240 niños del centro. Ella misma diseñaba los menús y los cocinaba, trataba con los proveedores y desde el principio sentó las bases de una cocina casera, mediterránea, de proximidad y de calidad.

A partir de ese momento compaginó el trabajo con la visita a otros centros y el mejor conocimiento del sector de las colectividades; tres años más tarde empezó a presentarse y ganar la gestión de más comedores hasta llegar a ser una de las empresas que más empleo ofrece en la Región de Murcia con más de 400 trabajadores y 7.000 comidas diarias servidas en más de 70 centros.

Responsable y sostenible fuera de modas

Desde el primer día que empezó a trabajar en el sector de los comedores escolares, Antonia Navarro fue consciente de que alimentar a los niños y niñas es una gran responsabilidad y eso lo transformó en una oportunidad para transmitir los valores de una cocina tradicional y saludable. Especialmente orgullosa estaba de los productos de la huerta murciana; frutas y verduras que siempre se han utilizado en los servicios de la empresa, base de una dieta mediterránea que siempre se esforzó por transmitir. Los productores de la zona siempre han formado parte de la familia de Catering Antonia Navarro y su fundadora se sentía especialmente orgullosa de los proyectos educativos propios en pro del fomento del consumo de frutas y verduras así como de la adquisición de hábitos saludables.

Como ella decía, “los menús los diseñan ahora dietistas nutricionistas y los validan en las consejerías de Sanidad y Educación pero, básicamente, seguimos cocinando bajo los mismos principios que hace treinta años: menús variados, materia prima fresca y de cercanía, y cocina a fuego lento y elaborada con cariño… como hacían nuestras abuelas”.

Carácter clásico con una personalidad innovadora

Muchas son las virtudes con las que definen su carácter las personas de su entorno: valentía, humildad, inteligencia, talento, responsabilidad, conciliación… pero siempre fue la pasión por su trabajo y la constancia lo que la llevó a dar lo mejor de sí misma. Como ella afirmaba “me gusta tanto lo que hago que nunca me siento cansada ni pienso que estoy trabajando. Llevo 30 años en esto y sigo como empecé, lo mismo me pongo a cocinar que superviso lo que se hace”.

Para Antonia, además, ser emprendedora de éxito y ser una persona volcada en la familia eran aspectos compatibles. Como nos comenta una de sus colaboradoras “Antonia tenía un carácter clásico con una personalidad innovadora que atraía a quien la conocía; una empresaria de éxito que nunca dejó de ser cercana y una más del equipo. Ese fue su secreto”.

Ese aspecto familiar y cercano llevó a Antonia Navarro a estar siempre al lado de sus trabajadoras y apoyar la conciliación familiar. Lo que quería para ella, lo quería para sus trabajadoras (el 90% de la plantilla de Catering Antonia Navarro son mujeres)… “para conseguir la calidad de servicio que queremos contamos con un equipo de producción, gestión, compras, logística, recursos humanos, dietética y nutrición, cocineras, monitores… que superan las 450 personas, de las cuales 430 son mujeres. Nos gusta decir que todos ellos son parte de nuestra familia, a la que cuidamos y con la que mantenemos una relación continua y cercana”.

Perseverancia para mejorar continuamente

Antonia Navarro consiguió convertir su empresa en un referente en la Región de Murcia. Todo lo que dependía de su capacidad de trabajo lo conseguía y en su perseverancia por mejorar continuamente diversificó los servicios de la empresa abriendo nuevas oportunidades de negocio en el sector sociosanitario, en el del catering de alta gama y también con la inauguración de un restaurante y un salón para celebraciones en La Hoya.

Su trayectoria empresarial la ha hecho merecedora de diversos premios y reconocimientos; uno de los últimos bautizar con su nombre el local social de la mujer de La Hoya que se llama ‘Antonia Navarro Mula’, desde el pasado 22 de febrero. Como comentó el alcalde de Lorca, Diego José Mateos, “un reconocimiento que responde a la enorme e incansable dedicación que durante toda su vida realizó en favor de sus vecinos y vecinas, siendo patente su compromiso con la sociedad, su cultura y sus costumbres. Un homenaje a su labor tanto empresarial como social, pues siempre ha destacado por su participación en multitud de eventos de forma desinteresada, poniendo de manifiesto su solidaridad y sus ganas de colaborar y ayudar. (…) Un ejemplo cívico de superación en tanto que mujer emprendedora y familiar”.

Antonia Navarro estuvo 31 años al frente de su empresa y hoy son sus hijos Pedro J. Ruiz y Juan Ruiz, junto a toda la ‘familia’ de Catering Antonia Navarro, los encargados de continuar con su legado con la misma responsabilidad y pasión con la que lo hizo siempre su madre.


Ana Turón_verd
Ana Turón, periodista especializada en el sector de la restauración social y colectiva. Impulsora y responsable de www.restauracioncolectiva.com, único medio de comunicación dedicado al 100% al sector de las colectividades en España; y también del ‘Congreso de Restauración Colectiva’ (CRC). @: aturon@restauracioncolectiva.com / Linkedin.

Noticias relacionadas



Descarga en pdf este artículo Descarga en pdf este artículo


Copyright © Restauración Colectiva 2021 / Versión 2.0 / Todos los derechos reservados
Aviso legal y política de privacidad / Contacta con nosotros / Suscríbase / Desuscribir / - See more at: https://www.restauracioncolectiva.com/