Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestro servicio con fines de análisis. Puede retirar su consentimiento u oponerse al procesamiento de datos basado en intereses legítimos en cualquier momento. Configuración, Más información ACEPTAR

A los héroes tras los fogones… os llevamos en nuestros corazones, en nuestro aplauso diario
  • ©Envera.
    ©Envera.

A los héroes tras los fogones… os llevamos en nuestros corazones, en nuestro aplauso diario

19-03-2020

NUESTROS LECTORES OPINAN

Virginia Ródenas es es periodista, directora de Comunicación y Relaciones Institucionales de Envera, una ong fundada hace 42 años por empleados de Iberia, padres de personas con discapacidad intelectual. Hoy nos escribe esta carta para demostrar su afecto y admiración por equipo de profesionales que presta el servicio de alimentación en las residencias de la entidad.

“Cuando mi madre nos daba el pan, repartía amor”. Esta reflexión del gran chef Robuchon la vivimos cada día en Envera, ong que trabaja desde hace 42 años para qué las personas con discapacidad intelectual encuentren con dignidad su lugar en el mundo. Y lo hacemos de vuestras manos, hombres y mujeres de la restauración colectiva, que nos hacéis llegar a nuestras mesas los mejor de vosotros.

Hoy, cuando el confinamiento por la crisis del coronavirius o Covid-19 aisla en nuestras residencias de Madrid y Colmenar Viejo a un centenar de personas con discapacidad intelectual, los cocineros y cocineras de las empresas que nos atienden reparten su amor cuatro veces al día -desayuno, comida, merienda y cena-, disipando el miedo y la soledad con la medicina mejor de todas: unas buenas raciones de ricas y saludables viandas que son una alegría. Con ellas llega la fiesta. Porque también en estos días tan difíciles hemos tomado la determinación, junto a vosotros, de que vamos a relajar las estrictas dietas hipocalóricas de algunos residentes, y que entre lechuga y lechuga, también cabe una buena patata frita.

También son momentos para la flexibilidad y la comprensión. Es el tiempo de trabajar en una red solidaria de la que estirar, para que nos cubra a todos lo más posible. Por eso vamos a cambiar los menús que teníamos concertados, para asumir el excedente que tienen las empresas a causa de los comedores escolares cerrados, y que nada se pierda.

Los cocineros de la empresa que trabaja para Envera, Comedores Blanco, son hoy uno más en la primera línea de batalla en esta terrible guerra contra los efectos del virus que nos acorrala. Luchan codo con codo con médicos, enfermeros, terapeutas, monitores, cuidadores, personal de limpieza, de recepción y de mantenimiento para que todo vaya bien, para que la vida de los que lo tienen más difícil sea mejor, para aderezar con esperanza cada plato y sazonar de alegría los peores momentos.

El lema de Envera, la fuerza que nos ha traído hasta aquí cuatro décadas después de su fundación por empleados de la compañía Iberia, es “todos podemos ser los mejores en algo”. Vosotros, profesionales de la restauración colectiva, lo demostráis todos los días.

Gracias a todos los héroes que estáis en los fogones; a los cocineros, cocineras y resto del personal que trabajáis en estas importantes empresas que tanto nos cuidáis. Sabed que cada día, en nuestro aplauso de las ocho de la tarde, os llevamos en nuestros corazones.

Virginia Ródenas, directora de Comunicación y RRII de Envera.
virginia.rodenas@grupoenvera.org.
Madrid.

Si nos queréis hacer llegar vuestras cartas u opinión sobre algún tema, podéis mandarnos un mail a: info@restauracioncolectiva.com.


Descarga en pdf este artículo Descarga en pdf este artículo


Copyright © Restauración Colectiva 2020 / Versión 2.0 / Todos los derechos reservados
Aviso legal y política de privacidad / Contacta con nosotros / Suscríbase / Desuscribir / - See more at: https://www.restauracioncolectiva.com/