Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. OK | Más información
Las CCAA prefieren abaratar los menús escolares más que permitir el táper de casa
  • Foto exterior: ©senkaya_Fotolia / Foto interior: ©villecresnes
    Foto exterior: ©senkaya_Fotolia / Foto interior: ©villecresnes
 

Las CCAA prefieren abaratar los menús escolares más que permitir el táper de casa

11-09-2013

El comienzo del curso pasado se caracterizó por la polémica alrededor del uso del táper en los comedores escolares. A pesar del gran revuelo inicial, parece que la idea no ha acabado de cuajar tanto por cuestiones económicas (los centros cobraban por llevar la comida de casa), como por razones higiénicas y de segregación entre los niños. Este año, las administraciones han apostado por abaratar los menús y ofrecer más ayudas.

Un año después de ‘la polémica del táper’, surgida cuando algunas autonomías anunciaron menos ayudas para comedores escolares y los centros propusieron cobrar por llevar la tartera, los responsables prefieren ajustar los precios de los menús, aumentar becados y, por higiene, son reacios al menú de casa.

Las comunidades cierran este mes el número de beneficiarios en becas de comedor escolar y las cuantías defendiendo que, aunque se hayan endurecido en cierta medida las condiciones de renta para poder solicitarlas, los precios medios de los menús no serán muy superiores a 4 euros/día, según han informado fuentes de las distintas consejerías de Educación.

En los centros públicos no está permitido, en general, llevar táper fundamentalmente por razones de higiene y seguridad alimentaria, y se trata de una opción que no está regulada en Cantabria, Aragón, Murcia, País Vasco o Galicia.

“Los alumnos tendrían que comer aparte y conllevaría una segregación”, señalan desde la consejería gallega, que pone más plazas gratuitas (11.000 más para el nuevo curso y otras 2.000 a 1 euro) para no contemplar “la posibilidad ni la necesidad” de la tartera.

En otras como La Rioja y Navarra no hay solicitudes para que los alumnos lleven la comida, y en Madrid remiten la decisión a los Consejos Escolares de cada centro, que fijarán las condiciones para la organización y uso del comedor.

En Valencia, sin embargo, sí se ha regulado la posibilidad de que los centros acuerden el uso de fiambreras, pero con garantía de normas higiénico-sanitarias, y la decisión final es de los Consejos Escolares a partir de la petición de los padres.

En Madrid, donde se ha incrementado el umbral de renta de 2.450 a 3.500 euros para becas de comedor, ha ampliado para este curso las ayudas a cerca de 41.000 familias, casi 10.000 más; y en Aragón se han endurecido las condiciones para las becas y solo pueden pedirlas familias con ingresos inferiores a 6.390 euros/año; se han recibido 18.809 solicitudes y se han concedido 4.904.

En Andalucía, donde el precio para el comedor es de 4,50 euros al día, sin incremento desde 2009, se cuenta con bonificaciones por renta que pueden suponer la gratuidad, y no existe el debate sobre el táper. En Valencia se esperan datos parecidos a los del curso anterior, cuando hubo 160.000 beneficiarios, de los que la mitad tuvieron beca completa; la cuantía por alumno para la beca es de hasta 862 euros por año.

Canarias, pionera en abrir los comedores en verano para los niños con pocos recursos, ofreció el pasado curso ‘coste 0’ en los menús a 8.000 alumnos de Primaria y primero de ESO, y este curso podrán también pedir beca el resto de alumnos de Secundaria.

Baleares abona las ayudas a comedor una vez realizado el gasto y cubre el 70 % de la comida para las familias con pocos recursos y el 50 % para los que se tienen que desplazar, mientras que más del 80 % del alumnado extremeño usa el servicio de comedor gratis al ser usuario del transporte escolar o por el umbral mínimo de renta.

Según la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU), el gasto de comedor varía de tal forma que los precios mensuales más baratos se dan en los centros públicos, con una media de 89 euros, mientras que llega a 122 euros en los privados. El precio medio diario del menú escolar a 6,20 euros de Navarra es de los más caros, aunque el Departamento de Educación financia los precios para que el alumno pague 1,75 euros/día.

En Castilla y León, el precio medio oscila entre 5 y 6 euros y es gratuito para aproximadamente 36.000 alumnos que usan las 1.850 rutas escolares, mientras que en el País Vasco hay tres cuotas distintas: 4,6 euros para comensales habituales, 3,3 para los que tienen derecho al transporte, y 5,2 euros para el comensal eventual. El precio máximo del menú escolar es de 4,25 euros por día en Valencia, igual que en años anteriores; de 4,77 euros en Castilla-La Mancha, y de 4,08 euros en Cantabria.

En Madrid el precio diario general se fija en 4,87 euros, en Murcia asciende a 5 euros y en La Rioja el pasado curso el menú tuvo un precio medio de 4,13 euros, que se ajustará al IPC de septiembre para el nuevo año académico.

Fuente: Efe


Descarga en pdf este artículo Descarga en pdf este artículo


Copyright © Restauración Colectiva 2017 / Versión 2.0 / Todos los derechos reservados
Aviso legal y política de privacidad / Contacta con nosotros / Suscríbase / Desuscribir / - See more at: http://www.restauracioncolectiva.com/