Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. OK | Más información
La industria alimentaria busca respuestas ante las necesidades de los mayores
  • Demostración de platos de alta gastronomía creados para personas mayores. ©Azti-Tecnalia
    Demostración de platos de alta gastronomía creados para personas mayores. ©Azti-Tecnalia
 

La industria alimentaria busca respuestas ante las necesidades de los mayores

20-10-2013

El pasado 17 de octubre se celebró el simposio Growing young (envejecimiento+alimentación); un evento organizado por Azti-Tecnalia y Basque Culinary Center (BCC), que centró sus ponencias en el contexto sociológico, gastronomía aplicada, tendencias y demandas de los consumidores sénior, así como en sus necesidades y en las particularidades de su dieta, a lo largo del proceso de envejecimiento.

Conocer las necesidades, preferencias y perfil sociológico de la población mayor de cincuenta años resulta fundamental para que la industria alimentaria sea capaz de desarrollar nuevos productos adaptados a sus demandas. Con el fin de dar a conocer las claves de este nuevo mercado, Azti-Tecnalia y Basque Culinary Center (BCC) organizaron el pasado 17 de octubre en Donostia-San Sebastián el simposio Growing young, que contó con la colaboración de la Asociación de Fabricantes y Comercializadores de Aditivos y Complementos Alimentarios (Afca).

Según el profesor de sociología de la UPV-EHU Iñaki Martínez de Albéniz, “es contraproducente encerrar al sector sénior en un retrato estadístico. Por el contrario -afirmó el sociólogo-, hay que considerarlo como un consumidor reflexivo, darles voz y atender a su estilo de vida”.

Sonia Riesco, responsable del Observatorio de tendencias y mercado de Azti-Tecnalia señaló la “importante oportunidad que para el mercado alimentario, principalmente en Europa y España suponen los séniors y los ‘young’ séniors, un segmento poblacional muy numeroso y en rápido crecimiento”.

La experta apuntó a que las oportunidades para la innovación en productos de alimentación y bebidas dirigidos a este target “giran en torno a tres ejes: la salud, sobre todo en términos de comunicación y de mostrar claramente el beneficio al consumidor; la comodidad en cuanto al uso y consumo del producto; y el placer”. Según Riesco, el gran reto de la industria alimentaria “es conseguir productos que no sólo nutran sino que sean placenteros, buscar el placer a través de la sensorialidad y provocar emociones, en definitiva volver a disfrutar comiendo y solventar así problemáticas asociadas a las mermas sensoriales o de salud que desembocan en la pérdida de apetito”.

Según Matxalen Uriarte, responsable del área de Nuevos Alimentos de Azti-Tecnalia, “el futuro está en crear productos que nos permitan que, a los 70 años, nos mantengamos como actualmente a los 50, incidiendo en el diseño de alimentos que atiendan aspectos tales como la salud, el placer y la conveniencia”.

En el simposio se dieron a conocer prototipos de nuevas formulaciones y alimentos funcionales atractivos para la población mayor. Los nuevos ingredientes y aditivos también formaron parte del programa. Por ejemplo, se mostró el palatinose como alternativa al azúcar, la proteína de guisante destinada a la nutrición clínica y los péptidos bioactivos de colágeno, que mantienen en buen estado huesos y articulaciones.

Los gustos y necesidades sensoriales de la población de mayor edad (gran parte aún en activo) centraron buena parte de la jornada. Especialistas en alimentación de Azti-Tecnalia junto a cocineros del restaurante Mugaritz realizaron una demostración de elaboración de nuevos productos con ingredientes funcionales. El showcooking puso de manifiesto que se pueden lograr propuestas de alta calidad gastronómica ajustadas a las texturas, maridajes sensoriales y requerimientos nutricionales demandados por las personas mayores.

El simposio contó con ponencias de expertos que apuntaron las características que deben presentar los productos diseñados específicamente para prevenir y corregir las deficiencias de las personas durante el proceso de envejecimiento. Según los especialistas, los alimentos para personas maduras tienen que contar con un perfil nutricional adaptado a sus necesidades concretas, como salud cardiovascular, refuerzo del sistema inmunitario, aporte de proteínas o regeneración ósea. Tendrán que ser, además, productos fáciles de preparar, conservar y servir, así como disponer de un envase y etiquetado apropiados para su fácil lectura y mensajes atractivos.

En la presentación del evento, Rogelio Pozo, director general de Azti-Tecnalia señaló que “es el momento de aportar a la gastronomía y la producción alimentaria nuevas propuestas de investigación que den respuesta a las exigencias nutricionales del público sénior”. Por su parte, Andrés Gavilán, presidente de Afca, afirmó que las personas mayores “son un público que presenta grandes necesidades de soluciones nutricionales para la salud y la prevención de deficiencias y enfermedades”.

Azti-Tecnalia, innovación para la industria de la alimentación

Azti-Tecnalia, centro tecnológico experto en investigación marina y alimentaria, es una fundación cuyo objetivo es el desarrollo social y mejora de la competitividad en sus sectores de actuación, el mar y los alimentos, mediante la investigación e innovación tecnológica. La Unidad de Investigación Alimentaria tiene su sede en Derio (Bizkaia), en un innovador edificio que incorpora los servicios e instalaciones más avanzadas, con el objetivo de ofrecer el mejor servicio en I+D+i para la industria de la alimentación.


Descarga en pdf este artículo Descarga en pdf este artículo


Copyright © Restauración Colectiva 2017 / Versión 2.0 / Todos los derechos reservados
Aviso legal y política de privacidad / Contacta con nosotros / Suscríbase / Desuscribir / - See more at: http://www.restauracioncolectiva.com/