Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. OK | Más información

“Para nosotros, el proyecto educativo es la ‘perla’ de Intur Restauración Colectiva”
 

Laura Bellés, directora de Intur Restauración Colectiva

“Para nosotros, el proyecto educativo es la ‘perla’ de Intur Restauración Colectiva”

27-02-2017

Intur Restauración Colectiva es una empresa con más de 50 años de trayectoria que elabora más de 10.000 menús diarios servidos en 60 centros, fundamentalmente comedores escolares. Su directora, Laura Bellés, nos comenta en esta entrevista las claves del funcionamiento de la firma, cuyos pilares se sustentan en la búsqueda constante de la excelencia en el servicio, el compromiso social que supone alimentar de forma sana y equilibrada, y el trato especializado y continuo con todos los clientes.

Laura Bellés es la directora de la división de Restauración Colectiva de Grupo Intur, una firma que pertenece al área de turismo y ocio de Grupo Gimeno, un diversificado grupo empresarial que opera en tres áreas principales -servicios, construcción y turismo y ocio- que cuenta con un recorrido de más de 140 años, y está compuesto por más de 30 empresas y 2.400 empleados.

Dentro del grupo, Intur Restauración Colectiva acumula más de 50 años de trayectoria y su filosofía de trabajo se fundamenta en la búsqueda constante de la excelencia, en el compromiso social que supone alimentar de forma sana y equilibrada a todos los colectivos, y en un trato especializado y cercano.

Bellés explica en este entrevista, la filosofía de esta empresa que trabaja principalmente en Castellón y Valencia, cuenta con una plantilla de más de 500 trabajadores, produce más de 10.000 menús diarios en más de 60 instalaciones en gestión, y opera en los sectores educactivo, sociosanitario y de empresa.

– ¿El segmento de los comedores escolares es el más importante dentro de la firma?
– Sí, el segmento que mayor peso tiene es el de Educación; trabajamos con centros públicos, concertados y privados, así como guarderías, ludotecas, escuelas infantiles e institutos. Lo que supone más de 7.000 niños y niñas al día.

– Uno de los leitmotivs de la empresa es la búsqueda constante de la excelencia ¿en qué se traduce esa búsqueda en el día a día de los servicios?
– Intur Restauración Colectiva tiene como lema ‘Alimentando tu imaginación’. Buscamos mucho más que alimentar a escolares de forma saludable, equilibrada, sana y natural; trabajamos también para transmitirles unos hábitos que fomenten una vida saludable, respeto por el entorno, compañerismo e integridad, todo ello a través de la comida y la alimentación.

Mediante talleres de diversa índole, incluyendo por supuesto los gastronómicos, buscamos que los escolares se involucren y sean partícipes del proceso de alimentación desde su origen.

Tenemos un proyecto que nos acompaña durante el curso escolar y que aporta un valor añadido enseñando a los escolares a desarrollar su imaginación, a aprender valores, a trabajar y jugar de forma cooperativa, a cuidar de su entorno y a poner mimo en todo lo que hacen. Este curso, además, hemos incorporado la iniciativa ‘Intur Crec3r’, un proyecto educativo y de sensibilización pionero en España que permite a los escolares disfrutar del ciclo completo de alimentación desde su origen.

– Cuéntamos un poco más sobre ‘Intur Crec3r’ ¿Con qué objetivo se pone en marcha?
– ‘Intur Crec3r’ se pone en marcha para enseñar y concienciar sobre aspectos ligados a la agricultura y al cuidado y respeto por el medio ambiente: reciclaje, aprovechamiento de recursos, alimentación inteligente… Para ello, a través de la adecuación de un huerto escolar o de mesas de cultivo, los niños y niñas trabajan aspectos como la plantación, observación y crecimiento de semillas y plantas.

Esta programación de cultivo se completa con talleres de salud y nutrición para aprender a temporalizar y aprovechar lo mejor de nuestro entorno; de siembra, donde verán, cuidarán y recogerán frutos que después podrán formar parte del menú escolar; de reciclaje, donde podrán hacerse sus propias herramientas; y talleres de cata, donde aprenderán a encontrar matices o sabores que desconocen. Y todo ello… ¡con tareas para casa! Queremos involucrar tanto al público infantil como al adulto para lograr nuestro compromiso con el aprendizaje y la divulgación responsable. De esta forma integramos el aprendizaje no solo en el colegio, sino en el día a día de los pequeños.

– ¿Que importancia tiene el proyecto educativo a la hora de contratar un servicio de restauración escolar?
– Para nosotros el proyecto educativo es ‘la perla de la casa’, a la que mimamos y personalizamos dotándola de contenido, sensibilidad y mucha diversión. Pretendemos que el comedor escolar sea un espacio lúdico donde aprender, convivir, trabajar de forma cooperativa, desarrollar la imaginación de los niños y niñas con nuestros talleres mensuales y nuestras jornadas gastronómicas… de vez en cuando montamos en el comedor un gran buffet de ensaladas, para que los pequeños se sientan cocineros por un día; celebramos también jornadas de repostería donde favorecemos el consumo de frutas con ricas recetas y les enseñamos a eleborar divertidos platos con fruta de temporada, convirtiéndoles en artistas culinarios.

– Desde vuestra experiencia y profesionalidad… ¿funcionan igual todos los colegios? ¿Sirve con tener un modelo probado y de 'éxito' e implantarlo en todos los comedores escolares? ¿O trabajáis con servicios a medida para cada una de las colectividades?
– Cada centro es un mundo con unas necesidades diferentes. Nuestro recorrido nos ha enseñado que la clave del éxito es estudiar cada caso de forma individual para poder atender sus necesidades particulares. Diseñamos de forma específica, para cada cliente, un proyecto integral que se adapte a la idiosincrasia de su día a día. Tenemos un equipo de profesionales que vela porque el nivel de satisfacción sea el máximo y así se traduce en nuestros índices de fidelización.

Cobertura ante cualquier necesidad que surja en los centros

– ¿Trabajáis con alguna cocina central o todo son cocinas in situ en las propias escuelas? En caso de contar con cocina/s central/es, ¿utilizáis el sistema en línea fría, hablamos de transporte en caliente o depende de los casos?
– Operamos de principio a fin. Disponemos de una cocina central propia, centro tecnológico puntero en Castellón, desde donde nuestro equipo elabora los menús a diario y se encarga de su distribución a todos los centros.

Nuestras instalaciones, equipo humano y logístico nos permite adaptarnos a diversas necesidades a través de nuestra línea caliente, línea fría y quinta gama.

¿Con cuántos menús especiales trabajáis?
– Trabajamos con más de 57 derivaciones, además de otras muchas adaptaciones que responden a intolerancias y alergias alimentarias, así como a cuestiones religiosas e ideológicas.

La precisión y minuciosidad en nuestros sistemas de trabajo nos permiten poder dar cobertura a cualquier necesidad que surja en los centros. Apostamos por el trabajo coordinado para poder ofrecer respuestas integrales, por ello vamos de la mano del colegio, de padres y madres, así como de especialistas médicos. Todo ello con el objetivo de que nuestro equipo de nutrición diseñe la dieta más conveniente para cada patología alimentaria.

Llegamos al punto de poder ofrecer entrevistas individualizadas entre las familias y nuestro equipo de dietistas para poder adaptarnos a las preferencias y particularidades de cada niño/a; algo muy innovador y que permite a las familias participar de una manera u otra en el servicio y a nosotros a ofrecerles la tranquilidad y garantía de que sus hijos/as están en buenas manos.

– ¿Cómo definirías vuestra oferta gastronómica?
– Aunque nuestra trayectoria y proyección empresarial está siendo de gran calibre, somos una empresa de origen familiar. Nuestra filosofía es trabajar con proveedores locales, de proximidad, con productos artesanos y también introduciendo productos ecológicos certificados… todo ello, además, contando también con productos de primeras marcas.

Mantenemos el equilibrio perfecto para dar valor a nuestro plan de menús, teniendo muy en cuenta las opiniones de nuestros comensales que son quienes nos ayudan en la mejora continua.

Actualmente estamos en la plataforma de comedores sostenibles, participando activamente en el desarrollo del I Plan provincial de producción ecológica donde a través de mesas de trabajo y nuestra aportación, queremos dar forma a un proyecto que regule y favorezca la inmersión de esta filosofía en nuestros centros, ya que no hay mercado ni superficie agrícola para dar cobertura a las necesidades del sector.

Sostenibilidad y respeto al medio ambiente en todos los procesos

– ¿Cual es vuestra filosofía respecto a la sostenibilidad? ¿Lleváis a cabo alguna iniciativa concreta en este sentido (ahorro energético en instalaciones, lucha contra el desperdicio alimentario…)?
– Integramos la sostenibilidad y el respeto por el medio ambiente de forma transversal en todos nuestros procesos. Respecto a nuestros proveedores, trabajamos con primeras marcas y con productos autóctonos a través de una correcta y segura selección para servir productos seguros y de máxima calidad.

En nuestras cocinas también se trabaja con la separación de residuos. De hecho, a través de nuestro programa ‘Intur Crec3r’ los residuos generados con el desperdicio alimentario se convierten en tierra de cultivo para huertos escolares y urbanos.

Por otro lado, los detalles a los escolares son sostenibles, y en la misma línea las actividades que preparan nuestros expertos, incluyendo las comprendidas en ‘Intur Crec3r’ enfatizan en la sostenibilidad, respeto por el entorno y otros aspectos como reciclaje y contaminación.

– ¿Y en cuanto al control de calidad y seguridad alimentaria? ¿Qué nos podéis contar?
Somos muy minuciosos y estrictos en nuestros controles. Trabajamos, en gran parte, para la población infantil, pacientes y personas de la tercera edad, población muy sensible y con unas necesidades muy específicas. Por ello, la seguridad y calidad se convierten en un mínimo imprescindible en nuestros procesos de elaboración. Realizamos controles periódicos, auditorías internas, asesoramos a nuestros clientes en materia de seguridad y prevención y desarrollamos un plan de formación ad hoc.

– Hablando del sector en general y desde tu propia experiencia, ¿cual es el principal reto que presenta hoy en día un servicio de comedor escolar?
– Creo que lo importante es encontrar el equilibrio entre una alimentación variada y sana, siempre con los máximos estándares de seguridad y calidad, y el valor añadido que proporciona un proyecto educativo encaminado hacia la concienciación medioambiental, alimentación sana, y muchos otros valores como pueden ser el respeto o la integridad.

– Por último y en general… ¿hacia dónde crees que está evolucionando la restauración social y colectiva? ¿En qué está cambiando o crees que cambiará en los próximos años?
– Para nosotros, el enfoque está en buscar menús más saludables, donde prime el proveedor local, productos artesanos, de proximidad, la inclusión de productos ecológicos certificados y el redescubrir recetas autóctonas con el toque de nuestros cocineros que personalizan los platos para buscar la variedad sin renunciar a las necesidades nutricionales y organolépticas.

Nuestro equipo de cocina lo forman tanto cocineros que se han hecho a ellos mismos y que hemos ido formando desde su integración a nuestra empresa, hasta la figura de Chema Guerrero, pupilo de Ferrán Adriá y que también propone y participa en el proceso del diseño de menús.

Este año nuestros menús tiene un toque gourmet… versionamos recetas autóctonas, nuestros empanados son naturales, no hay presencia de productos preformados, incentivamos el consumo de proveedor local, intentamos favorecer el pescado fresco, el consumo de aceite de oliva, ensaladas con productos ecológicos y de proximidad, lácteos artesanales, así como pastas y legumbres ecológicas, siendo un 40% de la composición de nuestros menús de productos sostenibles.

– ¿Qué ventajas adicionales aporta pertenecer a un grupo tan grande como Gimeno?
– Nuestra diversificación nos ha permitido ser solventes y dar garantías en momentos difíciles, pero en realidad nuestro sello no es otro que el de la dedicación, nuestro trato personalizado, la ilusión que ponemos en cada iniciativa y el contar con un equipo implicado que hace posible que cada vez seamos más y nos mueva la mejora en nuestro trabajo. Este es un trabajo muy vocacional y trabajar con personas y ofrecerles lo mejor de nosotros mismos es muy gratificante… todo ello sin perder de vista que nuestros niños/as son el futuro.

www.inturcolectividades.com


Descarga en pdf este artículo Descarga en pdf este artículo


Copyright © Restauración Colectiva 2017 / Versión 2.0 / Todos los derechos reservados
Aviso legal y política de privacidad / Contacta con nosotros / Suscríbase / Desuscribir / - See more at: http://www.restauracioncolectiva.com/