Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. OK | Más información
El 52% de los trabajadores de la hostelería son mujeres, un 9,2% más de las que había en 2015
 

El 52% de los trabajadores de la hostelería son mujeres, un 9,2% más de las que había en 2015

08-03-2017

Según datos de la Encuesta de Población Activa (EPA) del INE, del total de personas que trabajan en hostelería (1,6 millones de empleados en 2016), 839.450 son mujeres, lo que supone un aumento del 9,2% respecto al año anterior. En cuanto al tipo de contrato, las mujeres acaparan la mayor parte de los que son a tiempo parcial aunque, según el mismo informe, el empleo a tiempo completo femenino ha crecido un 12,5% (más que el masculino que creció un 3,6%).

Según informa HosteleríaDigital (el portal de comunicación de la Federación Española de Hostelería -Ferh–), más de la mitad de los trabajadores ocupados en hostelería son mujeres, en concreto suponen el 52%, es decir, 839.450 personas de los 1,6 millones de empleados del conjunto del sector en 2016, según los datos de la Encuesta de Población Activa (EPA) del INE. Esta cifra supone un 9,2% más que en el año anterior, crecimiento superior al de trabajadores masculinos, que fue de un 3,9%.

El sector de la hostelería es el único entre los grandes sectores de nuestra economía en el que predomina el número de mujeres sobre el de hombres. No obstante, la diferencia entre hombres y mujeres se ha reducido en los últimos años, debido a que el porcentaje de mujeres ocupadas en este sector ha descendido a mayor ritmo que el de hombres. En este sentido, en 2008 las mujeres representaban 56% del total del empleo en el sector hostelero mientras que los hombres suponían el 44%, con doce puntos de distancia entre ambos. En 2016 la diferencia entre el porcentaje de mujeres y hombres se ha reducido hasta cuatro puntos, pasando a representar un 52% las primeras y un 48% los segundos.

Esta distribución se muestra a nivel general en el conjunto de la hostelería, sin embargo, existen diferencias entre las dos ramas de actividad hostelera. El alojamiento concentra un mayor porcentaje de empleo femenino, un 56% frente al 51% que representa en las actividades de restauración.

Más mujeres en alojamiento que en restauración

El subsector de restauración (las cifras no discriminan entre restauración comercial y restauración colectiva) suma 616.250 mujeres ocupadas en 2016, frente a 591.925 varones, con crecimientos del 6,6% y 1,6% respecto a 2015, respectivamente. En este año las mujeres trabajadoras volvieron a superar en cifra a los hombres después de situarse ligeramente por debajo de éstos durante los años 2014 y 2015, tras la caída continuada del empleo femenino desde 2008. De hecho, en 2016 todavía no se ha recuperado el número de trabajadoras del inicio de la crisis, contabilizándose un 2% menos que en 2008, lo que supone 12.550 empleadas menos. El crecimiento del empleo respecto a esa fecha solo ha sido masculino, con un crecimiento respecto al 2008 de un 18,4%, que supone 91.825 trabajadores más.

En el alojamiento la evolución ha sido distinta. En 2016 los porcentajes de mujeres y hombres se han igualado a los de 2008, con un 56% y un 44%, respectivamente. Las primeras suman 223.200 personas y los segundos 153.300, con fuertes crecimientos respecto al año anterior, de un 16,9% y 12,7%, respectivamente.

En este subsector el crecimiento respecto al inicio de la crisis ha sido más acusado en el empleo femenino que aumentó un 19,9%, con 37.100 trabajadoras más, mientras que el masculino aumentó un 20,9% (29.850 trabajadores más).

Mayor empleo a tiempo parcial

Respecto al tipo de contrato, las mujeres acaparan la mayor parte de los contratos a tiempo parcial del sector hostelero y sigue existiendo diferencia con los hombres a pesar de que han aumentado los trabajadores masculinos en este ámbito a causa de la crisis. En concreto, de los 415.250 trabajadores con contrato a tiempo parcial de media en 2016 en el sector hostelero, 263.375 son mujeres, lo que supone el 63% de los trabajadores a tiempo parcial, frente al 37% que representan los hombres (151.825 trabajadores).

No obstante, en 2016 el crecimiento respecto al año anterior del empleo a tiempo parcial ha sido más acusado en los hombres que en las mujeres, un 5%, frente a un 2,5%. El empleo a tiempo completo femenino, sin embargo, ha crecido de forma acusada, un 12,5%, más que el masculino (3,6%).

Comparando con 2008, el porcentaje del empleo parcial se ha incrementado en ambos sexos, en el caso de las mujeres ha pasado de un 24% a un 31%, mientras que el masculino ha subido de un 10% a un 20%.

Mas mujeres que hombres a partir de los 25 años de edad

Aunque no hay mucha diferencia entre los porcentajes que representan cada uno de los sexos según la franja de edad, en 2016 las mujeres superan a los hombres en todas las edades excepto en las comprendidas entre los 16 y 24 años en el que predomina ligeramente el número de varones. En este sentido se observa un cambio respecto al año 2008. En ese año el mayor porcentaje de mujeres respecto a varones se situaba entre los 16 y los 29 años, y además había una mayor diferencia que ahora entre sexos: las mujeres superaban el 60%, que se acercaba al 70% en la franja entre 25 a 29 años, frente al 40% del empleo masculino en estas edades.

En edades más avanzadas también se ha producido un cambio en los últimos años. A partir de los 65 años se da la mayor diferencia entre el porcentaje de mujeres ocupadas y el de hombres, representando entorno a un 60% las primeras en 2016, frente al 45% que representaba en 2008.


Descarga en pdf este artículo Descarga en pdf este artículo


Copyright © Restauración Colectiva 2017 / Versión 2.0 / Todos los derechos reservados
Aviso legal y política de privacidad / Contacta con nosotros / Suscríbase / Desuscribir / - See more at: http://www.restauracioncolectiva.com/