Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. OK | Más información
Comedor saludable gana uno de los premios Innovanta, en su sexta edición
 

Comedor saludable gana uno de los premios Innovanta, en su sexta edición

06-04-2016

Anta ha otorgado un año más sus galardones Innovanta a empresas y entidades del sector de la alimentación/restauración. El proyecto Comedor saludable, impulsado por las empresas de restauración colectiva Tallunce, Irigoyen y Serval, ha sido uno de los galardonados; los otros tres premios han recaído en Salycop, Prezo y la Universitat de Lleida.

La asociación profesional Anta lleva desde 2008 convocando los premios Innovanta para distinguir a aquellas empresas, instituciones y profesionales que han destacado, por sus trabajos y aportaciones en materia de innovación, promoción comercial tecnológica y sostenibilidad, en el seno de la restauración y de la alimentación colectiva.

En esta ocasión, el jurado ha decidido fallar a favor del proyecto conjunto de empresas navarras de restauración colectiva Comedor saludable, proyecto de restauración escolar, con alto contenido de actividad sostenible; la cocina central, especialista en platos preparados para la hostelería, Salycop; los profesionales Ramón Rodríguez, restaurador, y Daniel Cruz, ingeniero de sistemas, por su plataforma-software de gestión de compras Prezo; y Olga Martín–Belloso, catedrática del departamento de Tecnología de la Universidad de Lleida, por sus investigaciones en materia de desarrollo de producto y aplicaciones tecnológicas.

Comedor saludable, proyecto de restauración escolar

Comedor saludable, proyecto de restauración escolar fue puesto en marcha por las empresas navarras Tallunce, Irigoyen y Serval, a través de la Fundación Comedor Saludable; trabajan con el objetivo común de llevar las ventajas de la alimentación saludable a los comedores escolares y no sólo al alumnado sino también a sus familias.

Entre todos sirven más de 12.000 comidas diarias, todas ellas en caliente. La mitad de ellas se elaboran en las dos cocinas centrales del grupo y el resto en cocinas in situ. El proyecto define como comedor saludable, aquel en el que se ofrecen alimentos de buena calidad combinados de manera equilibrada y adaptados a las necesidades nutricionales de los niños y niñas; además, contempla el comedor escolar como un espacio ‘feliz’, vivo y alegre, donde se adquieren normas básicas de comportamiento y valores esenciales para la convivencia, además de un desarrollo emocional sano.

La iniciativa es una propuesta innovadora que, además de promocionar unos hábitos de alimentación e higiene saludables y unas normas de convivencia que promueven principios y valores adecuados, está sustentada sobre una base pedagógica que favorece la educación emocional y se adecua a las modificaciones que contempla la nueva ley de mejora de la educación (Lomce), que atañen tanto al contexto formal como informal del ámbito educativo.

Su campo de actuación va más allá del escenario y horario de comedor y propone llevar a cabo una serie de actividades programadas y muy bien fundamentadas para cumplir los objetivos que plantéa. Asimismo, ofrece formación continua para los responsables de comedor en materia de educación emocional, resolución de conflictos, escucha activa y actitud asertiva a cargo de una pedagoga.

El jurado ha valorado también los principios de desarrollo sostenible que considera su concepción de comedor escolar saludable, ya que cuenta con proveedores de frutas, verduras, hortalizas y carnes de origen local y cultivo ecológico (Gumendi, Elkarkide, Verlise, Trigo Limpio, Finca Sarbil, Señorío de Arieltz…).

Por último, añadir que gracias a su participación en el proyecto sobre eco–innovación, ‘Eneco2’, desarrolla actividades tanto en compras sostenibles y gestión de residuos e impacto social, como en pos de sensibilizar a alumnado, formadores y empleados en temas de sostenibilidad.

Os dejamos link a una artículo recientemente publicado en nuestra revista y firmado por Rocío Martín, pedagoga, responsable del departamento de Supervisión de Comedor saludable (‘El verbo comer no tiene imperativo; enseñar a comer sin medidas coercitivas’), y otro sobre la edición de un cuento para inculcar buenos hábitos a los más pequeños (Comedor saludable presenta un cuento solidario para inculcar buenos hábitos’).

Anta es también la asociación que otorga los Excel45; galardones que premian la labor de las cocinas centrales y que este año han sido otorgados a las empresas Serunión, Aramark y Grupo Bodegas Mezquita (ver noticia completa).


Descarga en pdf este artículo Descarga en pdf este artículo


Copyright © Restauración Colectiva 2017 / Versión 2.0 / Todos los derechos reservados
Aviso legal y política de privacidad / Contacta con nosotros / Suscríbase / Desuscribir / - See more at: http://www.restauracioncolectiva.com/